Se mueve el Tren de Cercanías

El Ministro de Transporte anunció que la construcción comenzaría en 2009.

“Esperamos que las obras de construcción de la primera fase del Tren de Cercanías comiencen el próximo año y que en el primer trimestre empiece el proceso contractual para volver este proyecto una realidad inmediata”, dijo ayer el ministro de Transporte, Andrés Uriel Gallego. El anuncio fue hecho durante un foro con la Asociación para el Desarrollo Integral del Transporte Terrestre Intermunicipal (Aditt), al que también asistió el gobernador de Cundinamarca, Andrés González.

Por su parte, González afirmó que el tren será un elemento que incrementará el desarrollo económico de lo que se denomina Región Capital, que reúne a los municipios aledaños a Bogotá. “La primera fase del tren está proyectada para que, desde la Estación de la Sabana, vaya a Zipaquirá y Facatativá, en un trayecto que tiene, en promedio, una longitud de 100 kilómetros. Este es un proyecto que calculamos costará alrededor de US$800 millones. Sin embargo, estamos buscando todas las alternativas para reducir los costos”.

El trazado de este sistema, que se estima mueva por día 380.000 pasajeros, sería, según González, en grandes líneas, el siguiente: entraría por el norte, por la calle 192, hasta el Portal del Norte de Transmilenio. De ahí seguiría para la localidad de Usaquén hasta la Estación de la Sabana, para así continuar al sector de Fontibón y pasar por el aeropuerto El Dorado. De ahí continuaría hacia los municipios de Madrid y Mosquera para terminar en Facatativá.

En el foro adelantado con empresarios de Aditt para analizar el impacto que el tren tendría sobre el negocio del transporte terrestre intermunicipal, el Ministro de Transporte les advirtió a los presentes que: “Quien no se adapte a los cambios que se dan en las formas de transporte, entre ellos el Tren de Cercanías, desaparecerá”.

Asimismo, el gobernador instó a los empresarios a que adapten su negocio de acuerdo con la realidad futura del tren: “Estructuren rutas alimentadoras de todos los pueblos y municipios que queden alrededor de donde van a estar las estaciones del sistema. Alguien tendrá que llevar a las personas desde sus lugares de residencia hasta las estaciones del tren. Hay que integrarse al sistema, porque éste le va a cambiar la cara a la región durante los próximos 50 o 60 años”.

En reiteradas ocasiones el presidente Álvaro Uribe Vélez ha insistido en la necesidad de adelantar la construcción del Tren de Cercanías antes del metro, proyecto abanderado del alcalde, Samuel Moreno y con el cual se pretende, además de la construcción de la tercera fase de Transmilenio y la implementación del Sistema Integrado de Transporte, arreglar los graves problemas de movilidad de la capital.

Temas relacionados