¿Quién recoge esta basura?

La Unidad de Servicios Públicos ha sido incapaz de hacer la licitación del aseo y ni siquiera tiene director en propiedad. Ahora deberá responder por los sitios de la ciudad que se han ido llenando de residuos gracias a su falta de gestión.

Basura regada en la autopista Norte con calle 178 (zona a cargo de la empresa Lime)./ Cortesía Jairo Cardozo
Basura regada en la autopista Norte con calle 178 (zona a cargo de la empresa Lime)./ Cortesía Jairo Cardozo

No soplan buenos vientos en la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (Uaesp), encargada de coordinar la prestación del servicio de aseo en la ciudad. El mes entrante cumplirá dos años sin haber sido capaz de sacar adelante una nueva licitación para la recolección de basuras, un atraso que les ha valido a los bogotanos $76.000 millones. Da la impresión de ser un ente inoperante que ni siquiera cuenta con un capitán que saque a flote el barco: hace tres meses que no hay allí un director en propiedad y quien estaba a cargo, Carlos Arboleda, renunció hace unos días.

Los organismos de control y el Concejo le tienen la lupa puesta a esta unidad y la Comisión Reguladora de Agua Potable (ente rector a nivel nacional) le acaba de devolver el estudio de verificación de motivos para la concesión de las basuras por considerar que tenía “inconsistencias” y estaba incompleto. Dicen que quedan pocos técnicos allí y eso lo probaría.

Ahora, a la crisis de la Uaesp se suma una denuncia según la cual la recolección de residuos se estaría dejando de prestar en varios puntos críticos de la ciudad. Las fotos lo comprueban: por algunas calles de Engativá, Kennedy, Suba, Teusaquillo y Fontibón sólo se ven bolsas malolientes arrumadas, los respectivos lixiviados (líquidos en descomposición) y hasta muebles viejos botados.

La queja provino de la propia comunidad y la denuncia la hace el concejal Jairo Cardozo, del movimiento MIRA, quien pidió a los interventores de los contratos con los privados que determinen responsabilidades.

La operación del aseo está a cargo desde 2002 de cuatro empresas, Atesa, Lime, Ciudad Limpia y Aseo Capital, que prestan el servicio en la modalidad de libre competencia, es decir, que cualquiera puede entrar a las calles a recoger y no hay áreas exclusivas. Esto último es una consecuencia de la falta de licitación. Los dos contratos recientes con los privados se han tenido que entregar a dedo.

Consultado, un operador explicó que hay un problema grave por falta de cultura ciudadana en zonas en las que se botan los residuos sin importar si ese día pasa o no el camión recolector. Esos sitios han sido bautizados como puntos críticos. Los operadores dicen que son doce y que, en todo caso, su estado no se puede comparar con las 6.000 toneladas diarias de residuos que llevan al relleno Doña Juana.

Y en la Uaesp, que en últimas es la entidad que tiene que poner a estas empresas en cintura, no dicen mucho más. Este diario llevaba tres semanas buscando a su director encargado para saber de la licitación, pero nunca obtuvo respuesta. Ahora respondieron que solicitarán al interventor que verifique la denuncia.

La situación se da en momentos en los que el alcalde Gustavo Petro anuncia la creación, en diciembre, de una nueva empresa pública que prestará el servicio de recolección de la basura.

Como el proyecto no ha sido sustentado con estudios técnicos ni financieros, varios concejales, incluyendo algunos progresistas, pidieron al mandatario que explique mejor la iniciativa cuanto antes.

No se sabe, por ejemplo, si con el nuevo ente público se dejará de hacer la licitación, un proceso que la Contraloría Distrital instó a que se llevara a cabo, pues advirtió que no permitirá más contratos entregados a dedo bajo la figura de la urgencia manifiesta.

Si la Uaesp se decide a adelantar la licitación de aseo le tocará corregir técnicamente el estudio que envió a la Comisión Reguladora de Agua Potable. En el que se registran inconsistencias tales como diferencias en el número de usuarios del aseo: en una página del estudio se habla de 1’785.259 y en otra de 2’323.746.

Para el próximo martes está programado un debate de control político en el Concejo, no sólo sobre la licitación de aseo, sino sobre el caos en el que vive esta unidad, el cual ya se está reflejando en algunas calles de Bogotá.

370873

2012-08-28T23:15:14-05:00

article

2013-11-07T10:32:25-05:00

none

Laura Ardila Arrieta

Bogotá

¿Quién recoge esta basura?

28

4037

4065