Jorge Baquero: "No aprobamos las redadas"

El funcionario afirma que la ocupación del espacio público es un problema social que se puede solucionar con pedagogía.

¿Cómo es el panorama del espacio público en Bogotá, si el estándar es de 15 metros por persona y en Bogotá tenemos 3,7 metros?

Las ciudades que tienen ese espacio público son muy pocas y más bien debemos concentrarnos en la discusión de la calidad del espacio y de cómo los usuarios pueden llegar a aprovecharlo. Del uso adecuado que se le puede dar en vez de darle vueltas a un número al que es muy difícil llegar porque físicamente el espacio dentro de la ciudad es muy reducido.

 

El tema central aquí sería la circulación. El espacio público donde uno transita está muchas veces con los mismos vendedores ambulantes...

Esa es la discusión de fondo. El espacio público, y eso alguien debería empezar a aclararlo, no es igual a vendedores informales. La ocupación del espacio público es un problema económico social, no de gestión ni de administración de las ciudades.

¿Entonces por qué hay redadas de la policía?

Se tiene que entender que, primero, los vendedores ambulantes no son un problema del espacio público, son un problema social, que como problema de la sociedad se manifiesta en los espacios públicos. Este es un problema integral que empieza por el aspecto económico y social. Y segundo, las acciones policivas no son una solución efectiva, al contrario, generan un desplazamiento, la gente se va a salir de la 15 y va a ir a ocupar otros lugares. Si no se plantea una solución radical que tenga un componente económico y social, el problema seguirá estando de una y otra forma, y estas manifestaciones de los problemas sociales siempre se van a dar en ese espacio público.

¿Cuáles son las políticas judiciales y pedagógicas?

En la parte judicial, la Defensoría del Espacio Público se encarga de sanear los sectores que necesiten ayuda jurídica para que un bien deba ser público, sea conocido como tal y para que pertenezca al Distrito y se le pueda dar un uso o destinación pública que sea adecuada. Por otro lado existen las campañas pedagógicas, que buscan a través de valores concientizar a la sociedad de lo que es el uso adecuado del espacio público, porque si todos somos conscientes de cómo se usa el espacio público, entonces entre todos lo vamos a manejar mejor y podemos llegar a un acuerdo de convivencia.

Temas relacionados