En líos por ahorrar agua

Colaboración del lector en <strong>El Espectador</strong>.

Es magnífica la labor que viene adelantando El Espectador, junto con otros medios de comunicación, para crear cultura ciudadana en pro de cuidar el medio ambiente, pensando en las generaciones que vienen detrás de nosotros y que también tienen derecho a tener un planeta con recursos naturales.

Pero, así como lo muestran en un comercial de televisión, existen muchas personas que por quedar bien ante la opinión pública dicen estar de acuerdo con la idea, pero hacen otra cosa y esto es lo que, al parecer, está haciendo el alcalde de Bogotá, el señor Samuel Moreno, quien junto con el Acueducto de la ciudad parecieran estar realizando una campaña en contra del ahorro de agua.

La historia es la siguiente: resulta que en la localidad de Kennedy se viene presentando un abuso en contra de los ciudadanos que ahorramos agua, porque si el consumo se baja por ahorro, en seguida envían un funcionario del Acueducto para cambiar el contador con el pretexto de que está dañado.

Si lo cambian, y el consumo sigue bajo por ahorro, entonces empiezan a enviar periódicamente un supervisor para que revise porque, según ellos, “eso no es normal”. Quisiera que el Alcalde, dentro de su eslogan de Bogotá Positiva, se comprometiera con el planeta y con el respeto a los ciudadanos que sí estamos comprometidos con el medio ambiente.

Temas relacionados