Rubén Salazar asume como nuevo arzobispo

Monseñor reemplaza en el cargo a Pedro Rubiano Sáenz, quien a sus 78 años había renunciado por edad.

En una solemne ceremonia eucarística, con presencia del alcalde Samuel Moreno y otras autoridades locales, a sus 68 años se posesionó el viernes como 40º arzobispo de Bogotá y Primado de Colombia monseñor Rubén Salazar Gómez. El prelado reemplaza en el cargo a monseñor Pedro Rubiano Sáenz, una década mayor, quien hace 24 meses había presentado renuncia protocolaria a su cargo por servicios cumplidos y edad.

El nuevo arzobispo es un filósofo bogotano que se ordenó sacerdote en 1967 y cuenta con licenciaturas en teología dogmática, de la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma, y en sagrada escritura, del Pontificio Instituto Bíblico de Roma.

Durante la celebración de este viernes, que se llevó a cabo en la Catedral Primada a las 10 a.m., monseñor Salazar Gómez estuvo acompañado por numerosos obispos, presbíteros, diáconos, representantes de institutos religiosos y todos los grupos y movimientos eclesiales de la Arquidiócesis.

Después de que el nuncio apostólico, Aldo Cavalli, pidiera leer la bula (documento pontificio autenticado por el Vaticano) del Papa, el Primado recibió el báculo pastoral, una especie de vara con la que simbólicamente deberá guiar a su rebaño.

Salazar Gómez relató a El Catolicismo, periódico de la Iglesia, que este momento puntual le generaba temor, pues se preguntaba si podía afrontar los retos de la nueva Arquidiócesis. Sin embargo “el temor cede y se pasa a una confianza y a una tranquilidad, porque si el Señor permitió que me nombraran, él me dará toda la luz”.