Concejales cotizan en salud por menos de lo que ganan

Pese a que el salario de estos funcionarios sobrepasa los $15 millones, la Red de Veedurías estableció que las cotizaciones de salud de cinco de ellos son inferiores a lo que estipula la ley.

Aunque usted no lo crea, si es desempleado, trabajador informal o tiene empleo solo por temporadas, está pagando aportes de salud por el mismo valor que varios concejales de Bogotá cuyos ingresos superan los $15 millones.

La revelación salió a flote gracias a una investigación de la red de veedurías, que al cruzar datos de las planillas integradas de liquidación de aportes comprobó que algunos funcionarios cotizan entre uno y dos salarios mínimos, cuando sus ingresos son superiores. Este es el caso de Álvaro Hernán Caicedo,  Wilson Duarte, Gilma Jiménez, Ati Quigua Izquierdo y Antonio Sanquino.

Este viernes Hipólito Moreno, presidente del Concejo de Bogotá,  después de una reunión con algunos cabildantes en la que se tomó la decisión de solicitar una audiencia con el Ministerio de la Protección Social, aseguró que según la resolución 1414 de 2008, los concejales que tengan póliza de salud no están obligados a cotizar en el régimen de salud. “En cuanto a la cotización para pensiones tenemos una duda porque no se ha sacado la norma, sin embargo hemos decidido que vamos a cotizar en la base del 40% que señala la ley”.

Ante las dudas de los concejales, Ángela Pascual, asesora del Ministerio de Protección Social, hizo claridad en que éstos están obligados a hacer sus a portes tanto al sistema de salud como al de pensiones. “Todas las personas que tienen capacidad económica están obligadas a afiliarse al sistema de pensiones. Si las personas con altos recursos deciden no pagar, entonces no tendríamos cómo atender a la población vulnerable”.

Según Pascual, el procedimiento a seguir es hacer las denuncias internas en las entidades afiliadoras, y proceder a las sanciones administrativas o disciplinarias, según lo amerite el caso.

Frente a las denuncias, el concejal Antonio Sanguino dijo que en su caso  había enviado una carta al Secretario de Hacienda solicitándole que le descontaran directamente de sus honorarios  lo correspondiente a aportes de salud y pensiones. “Si en los meses pasados no hemos pagado adecuadamente,  hay que pagar lo que se debe, pero no existe ninguna pretensión de violar la ley. Estos asuntos se revierten directamente sobre el Ministerio de Protección Social”.

“Yo cotizo sobre poco porque es lo que venía cotizando antes”, dijo , por su parte, Álvaro Hernán Caicedo, del partido Convergencia Ciudadana.

Finalmente, la concejal Gilma Jiménez  dijo que existían dudas sobre estas cotizaciones porque en el caso de los concejales se trata de un régimen especial. “Nosotros somos el único Concejo que trabaja todos los días del año, además, no tenemos salario básico sino honorarios. En mi caso personal, lo que he venido  haciendo es que además de la póliza del Concejo, cotizo con  una EPS  a través de la Universidad en la que dicto clases”.

Pese a que los resultados de la investigación que realizó la Red Andina de Veedurías se conocieron hasta ayer, desde hace meses ronda entre los concejales y miembros del Distrito una duda en lo  referente al pago de su salud y pensiones. Desde el 27 de junio la Secretaría de Hacienda le envió un derecho de petición al Ministerio de Protección Social para que les indicara a los funcionarios cuánto deben cotizar.

Todo indica que tras el ahorrativo sistema escogido por los concejales no hay delito, pero quedan por lo menos dudas respecto a temas éticos. Los colombianos están obligados a pagar sus aportes de salud según sus ingresos, pero los miembros del cabildo, que son quienes crean las normas que rigen la ciudad, no lo hacen.

Temas relacionados