El metro tendrá tecnología eléctrica

El secretario de Movilidad explicó que la primera fase, denominada metro ligero, recorrerá la ciudad de norte a occidente en menos de media hora.

Si los planes del Distrito se cumplen, para el primer semestre de 2011 Bogotá ya contará con la primera fase del sistema de transporte masivo metro. Será un metro ligero que transitará por los corredores férreos de la capital y que conectará el norte de la ciudad con el occidente en tan solo 25 minutos. Trabajará con tecnología eléctrica, que garantiza velocidad, y sus vehículos serán de última generación. “No son trenes de vapor”, explicó el secretario de Movilidad, Luis Bernardo Villegas, en diálogo con El Espectador.

Serán 32 kilómetros de vía férrea que se utilizarán en este proyecto, que tiene contemplados vagones para transportar a 25 mil pasajeros en un viaje. La inversión pasará de los 500 millones de dólares. Además, Villegas enfatizó en que el metro ligero no excluye el proceso del metro, en el que se está trabajando desde que comenzó el mandato de Samuel Moreno. Aclaró que los dos proyectos se están realizando paralelamente y que más adelante se articularán.

El funcionario también se defendió de las fuertes críticas que lanzaron el pasado lunes algunos concejales de Bogotá, quienes argumentaron que este transporte en las vías férreas de la capital era una cortina de humo para incumplir con el proyecto del metro, que  promocionó Moreno durante su campaña a la Alcaldía Mayor.

¿Cuál va a ser la primera línea del metro de Bogotá?

La Nación le cedió al Distrito los corredores férreos actuales, de tal manera que vamos a utilizarlos para la realización de un metro ligero. Este proyecto es paralelo a la línea del metro que la Administración está concibiendo desde el inicio, y que fue el compromiso de campaña del alcalde Samuel Moreno.  

¿Entonces de cuántas líneas del metro estamos hablando en la administración de Samuel Moreno?

Vamos a tener dos líneas: una que va a cubrir una zona menos densa, poblacionalmente hablando, y que va a ser un metro ligero porque no se requiere que tenga tantas capacidades; y la otra, que es la línea que hemos venido trabajando. Esas dos líneas se van a integrar en un mismo sistema.


¿Por qué se definió que el metro en la vía férrea sería la primera línea? 

Hace 15 días nos reunimos con el señor Presidente de la República y en ese encuentro se planteó que la Nación le cedía los corredores férreos al Distrito, y que el Alcalde Mayor estructuraba la construcción de las líneas del metro de la manera que le pareciera mejor. Decidimos que sea la primera línea porque los corredores férreos están disponibles y no hay que expropiar, porque están los terrenos y porque es mucho más fácil hacer la construcción.

¿En qué fecha estaría funcionando el metro ligero?

Abriremos la licitación en 2009, de tal manera que en los corredores férreos actuales vamos a tener un metro ligero en el cual, muy seguramente, vamos a poder trasladarnos durante el mandato de Samuel Moreno. Esa línea debe estar lista en el primer semestre del 2011.

Para la otra línea, que es el proyecto más importante de transporte y de renovación urbana de la ciudad, se va a sacar la licitación en 2010 y se va a adjudicar a finales de ese año para que comience la construcción en el último trimestre de 2010 o en el primer trimestre de 2011 y terminará en 2014.

¿Qué zonas de la ciudad va a cubrir el metro ligero?

Los corredores férreos tienen una importante demanda de transporte en el norte, hasta la calle 100 con carrera 15. Después viene una zona que es muy poco densa poblacionalmente hablando, desde la calle 100 con 15 hasta la calle 26 con carrera 68. Y después viene toda la zona de Fontibón. Este proyecto del metro ligero conecta la ciudad de norte a occidente.

¿Las dos líneas del metro van a estar articuladas?

La operatividad de los trenes debe ser similar para que podamos utilizar economía de escala, y para que podamos disponer de los mismos patios y talleres.

¿Qué pasa entonces con el tren de cercanías?

En el tren de cercanías hay una definición posterior, que este proyecto corresponde a la Gobernación de Cundinamarca y a la Nación. Una vez se construya por la Nación y la Gobernación, si hay recursos para ello, habrá que hacer unas estaciones de intercambio para que accedan a Bogotá y para que puedan ingresar al sistema del metro ligero.

¿Es decir que el Distrito se desentendió del tren de cercanías?


El Distrito va a aprovechar los corredores férreos que tiene en su perímetro urbano para generar un metro ligero a partir de allí, y está totalmente dispuesto y tiene las puertas abiertas para todos los proyectos regionales que se conecten con la capital.

¿Cuánto costaría el metro ligero?

Nosotros estimamos que para el perímetro urbano de Bogotá, de acuerdo con los datos de una consultoría colombiana, debe costar al rededor de 500 millones de dólares. Tenemos que adecuar toda la ciudad. Hay que hacer unos deprimidos y unos pasos elevados para los vehículos.

¿Cómo van a ser los vagones?

Son carros con toda la tecnología, no son trenes de vapor. Son  vagones totalmente modernos, con tecnología eléctrica que garantice velocidad, con tecnología de punta. Son vehículos de última generación, con todas las comodidades y el confort.

¿Va a haber metro ligero en el sur de la ciudad?

Por ahora estamos pensando en el occidente y el norte, en el sur tenemos la opción del Transmilenio que va hasta Soacha. Entonces no queremos generar una competencia hacia Transmilenio porque tenemos la certeza de que la demanda de transporte no nos da a corto plazo  para generar dos sistemas de transporte masivo en una misma zona.

 

últimas noticias