Nuevo plan de pago para vivienda

El tema de las viviendas de interés social del Distrito generó todo tipo de propuestas y posiciones entre los concejales asistentes al debate en la Comisión de Plan, el lunes en la mañana.

Por una parte, el concejal Fernando Rojas  hizo énfasis en que la meta del alcalde Samuel Moreno de construir 100.920 viviendas, aunque es ambiciosa, puede lograrse. Por otra parte, la concejal Liliana de Diago propuso un nuevo plan de pago para los morosos de la Caja de Vivienda Popular, y Carlos Vicente de Roux dijo que la iniciativa del Gobierno Nacional de construir este tipo de viviendas fuera del perímetro urbano es una solución inadecuada.

Rojas enfatizó en que para que el Alcalde Mayor pueda cumplir con su meta, es necesario contar con una alta colaboración de las entidades, tanto a nivel nacional como distrital. Para el concejal, la obtención y habilitación del nuevo suelo y el desarrollo de nuevos barrios a futuro serían algunas de las acciones a tomar. También agregó que se requiere hacer uso de todos los instrumentos de la política pública.

Por su parte, De Diago hizo énfasis en la necesidad de implementar un nuevo plan de pagos que conlleve a la condonación de las deudas. “En este momento los adjudicatarios de los programas de la Caja de Vivienda Popular presentan una cartera morosa de mas de 15 años, difícilmente recuperable”.

Desde el pasado 18 de julio De Diago le había enviado una carta a Samuel Moreno en donde le solicitaba la condonación de deudas a los usuarios de la Caja de Vivienda Popular.

De Roux basó su intervención en la poca viabilidad de desarrollar proyectos de vivienda de interés social fuera del perímetro urbano. “No estoy de acuerdo con que se construyan estas viviendas en municipios como Soacha, porque la capital en este momento tiene ocho mil hectáreas que pueden ser distribuidas para vivienda”, explicó De Roux.

Entre sus propuestas está la de  declarar de interés prioritario los lotes de engorde, con el fin de que los propietarios e vean obligados a impulsar proyectos de construcción; desarrollar las 225 hectáreas que en este momento pertenecen al Distrito y trabajar para que en las diferentes zonas de la ciudad se puedan construir edificios a más altura. “La densidad promedio en Bogotá es de 60 viviendas por hectárea, mientras que la de Barcelona, por ejemplo,  es de 300”.

Al medio día se dio fin al debate. Los concejales citantes quedaron a la espera de exponer sus iniciativas en la próxima reunión, en la que  finalmente el Cabildo aprobará las mejores propuestas entorno a este tema.