Pulen retratos de autores de atentados

Después de dos días de que seis busetas fueran incendiadas, casi simultáneamente, en diferentes puntos de la capital, las autoridades trabajan en la realización de los retratos hablados de los responsables.

Las personas que conducían los vehículos rindieron testimonio ante la Fiscalía. Uno de ellos fue Moisés Castellano, quien estaba en el volante de la buseta con placas SIM680, de la empresa Cootranspensilvania, que fue quemada en el  barrio El Cortijo (carrera 116 con 81).

“Me preguntaron por un sospechoso y yo les dije que a través del espejo había visto a un joven que miraba para todos lados. Fue el último pasajero en bajarse. Estaba en las sillas de la parte trasera, en el lado izquierdo. Era delgado y tenía una gorra café, eso es lo único que recuerdo. Él se bajó y un minuto después vi que el carro estaba echando humo. Intenté apagarlo, pero fue imposible. Se consumió en diez minutos”, contó Castellano.

 El coronel Yesid Vásquez, subcomandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, explica que actualmente organismos de la Sijín y la Fiscalía, “están trabajando con los retratos  y con un vídeo para identificar a los responsables. A la persona que tenga información estamos en condiciones de pagarle recompensa, pero no hemos establecido la suma todavía”.

Las hipótesis de las autoridades siguen siendo las mismas que se rumoraron en el momento del múltiple atentado: retaliación de grupos al margen de la ley porque los directivos de las empresas no cedieron a pagar la llamada “vacuna”; pujas internas al interior de las cooperativas de transporte, y la última versión apunta a que los buses fueron incinerados por milicianos de las Farc para celebrar el natalicio de Simón Bolívar.

Según Fortunato Chavarro, gerente de Cootranspensilvania, las pérdidas de los atentados superan los 500 millones de pesos.

Temas relacionados