Seis barrios legalizados

En el primer semestre del año la Secretaría de Planeación legalizó los barrios Los Cerezos , Tuna Baja II, Villa Emma, La Aguadita III sector,  Villa Hilda y  San Antonio Norte.

Gracias a este  proceso, aproximadamente 3.132 personas de las localidades de Suba, Engativá y Usaquén podrán contar con servicios públicos, infraestructura adecuada y protección social.

“Con la legalización, más familias de Bogotá pueden incorporar el barrio a la ciudad, lo que brinda la posibilidad de obtener inversión pública para su mejoramiento, solicitar las licencias de construcción o de reconocimiento de la vivienda”, explicó el secretario distrital de Planeación, Óscar Alberto Molina García.

Según la Secretaría,  la  legalización urbanística es el procedimiento por medio del cual se reconocen los barrios informales como parte de la infraestructura de la  ciudad.

En este momento, 102 barrios se encuentran en proceso de legalización. Aquellas personas que quieran legalizar su barrio deben, mediante el gestor local o las juntas de Acción Comunal, diligenciar el formato establecido por la Secretaría de Hábitat, presentar el plano de loteo, tener la escritura del terreno donde se consolidó el barrio, poseer pruebas de posesión de lote, presentar pruebas de la consolidación del barrio (aerofotografías certificadas por el Instituto Agustín Codazzi, inspección ocular y escrituras públicas o promesas de compraventa).

Después de la entrega de los documentos se realizarán los estudios técnicos en los que se evaluarán las solicitudes junto con las empresas de servicios públicos domiciliarios, y las demás entidades que hacen parte del Comité Técnico de Legalización. Seguido a esto se hará un estudio Urbano por parte de la Secretaría de Planeación y, finalmente, mediante una resolución, se legalizará el barrio. Según el Plan de Desarrollo, la meta es realizar 73 procesos de legalización.