Tren de Cercanías, para el 2012

El Alcalde, el Gobernador y el Presidente acordaron que el usuario mantendrá al Sistema Integrado de Transporte Público.

Los primeros pasos para implantar un Sistema Integrado de Transporte Público –SITP- adecuado en Bogotá, se dieron ayer durante la reunión que sostuvieron el presidente Álvaro Uribe, el gobernador de Cundinamarca, Andrés González y el alcalde de Bogotá, Samuel Moreno en la Casa de Nariño. “Ahora sí estamos viendo la luz al final del túnel”, expresó González al término del encuentro.

La luz a la que se refiere el Gobernador tiene que ver principalmente con que luego de dos años y ocho meses de que las autoridades comenzaran a hablar del SITP, por fin se están estableciendo plazos y medidas para hacer de los proyectos metro y tren de cercanías una realidad. En ese sentido, los tres mandatarios acordaron firmar el próximo 5 de mayo un “documento de intención” en el que se ratificará el tema de las vigencias presupuestales futuras y se pactaría todo lo concerniente a la financiación de la propuesta.

Uribe se comprometió a que la Nación financie hasta el 70% del Sistema, pero sólo en cuanto a la infraestructura, el sostenimiento del mismo correrá por cuenta del propio usuario la tarifa, al igual que sucede con el metro de Medellín y con Transmilenio.

Durante la reunión también se estableció que el tren de cercanías, que comunicaría a los municipios vecinos con la capital, no entrará a la ciudad como en un principio se había dicho, sino que llegará a los extramuros.

El mandatario del departamento se comprometió públicamente a tener lista la primera fase de este medio de transporte eléctrico a más tardar en 2012. “Iría desde Facatativá hasta alguna estación en la ciudad, para que de ahí los usuarios usen el metro o el Transmilenio”, explicó.  “El metro será una realidad, el tren de cercanías será una realidad, la sostenibilidad será una realidad”, concluyó, por su parte, Moreno.

 

últimas noticias