Incendian camiones que transportaban donaciones para Venezuela

hace 2 horas
Por: Gustavo Gallón

La manifiesta herencia de la esclavitud

ASÍ DEFINE LA SITUACIÓN DE LA POblación afrocolombiana la experta independiente de Naciones Unidas sobre Minorías, que visitó nuestro país y advirtió tres evidencias inocultables al respecto: una descomunal pobreza de las comunidades negras, una desproporcionada violencia en su contra y una sistemática inaplicación de las soluciones identificadas para eliminar esta persistente discriminación.

La experta encontró que los cinco departamentos más pobres del país son los de mayor concentración de negritudes (Bolívar, Cauca, Córdoba, Chocó y Nariño), y que el 80% de ellas no tienen sus necesidades básicas satisfechas. La tasa de mortalidad infantil en Chocó es de 54 por mil, mientras que en Medellín es de 8 por mil. El promedio nacional de mortalidad materna es de 74,9 muertes por cada cien mil nacimientos, y el de Chocó es de 227,4.

Semejante miseria se da en territorios de inmensa riqueza minera, como en Suárez (Cauca), o agrícola, como en Jiguamiandó y Curbaradó (Chocó), que la experta visitó, y donde encontró que el conflicto armado y los paramilitares están vigentes. Allí la guerra y los megaproyectos económicos se confunden para usurpar tierras a las comunidades negras. También en Buenaventura, por la ampliación del puerto y la construcción de una conexión a la carretera Panamericana. Pudo percibir así que las y los afrodescendientes representan casi la tercera parte de la población desplazada, y que más del 12% de todos ellos viven en situación de desplazamiento forzado: 1’300.000 personas. Por eso, y por el asesinato de numerosos líderes y mujeres, la experta califica esta violencia contra la población negra como desproporcionada.

Lo que más le causó sorpresa es la inmensa impunidad de esos crímenes, empezando porque menos del 1% de los casos de desplazamiento son procesados. Si no hay sanciones judiciales para los delitos que afectan a la población afrocolombiana, tampoco se aplican las fórmulas para prevenirlos. La experta destaca el Sistema de Alertas Tempranas de la Defensoría del Pueblo y recomienda su fortalecimiento. Insta a enfocarse en la prevención de nuevos desplazamientos y en facilitar un retorno seguro a sus tierras, conforme al Auto 005 de la Corte Constitucional. Destaca la importancia del derecho de consulta previa en relación con situaciones que afecten a las comunidades afrocolombianas, y enfatiza la necesidad de que se cumpla la Ley 1257 de 2008 sobre violencia contra las mujeres.

Pide que se cumpla el derecho de prelación de las comunidades negras para la concesión de minas en sus territorios, y que se les brinde asistencia técnica y financiera eficaz para desarrollos empresariales. En síntesis, no se requiere mucho más que aplicar la Constitución y otras normas que reconocen teóricamente sus derechos. Es de esperar que el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas urja al Gobierno, en sus próximas sesiones de marzo, a que ponga en práctica esta contundente receta para superar la herencia de la esclavitud en Colombia.

* Director, Comisión Colombiana de Juristas. Las fuentes de esta columna pueden verse en www.coljuristas.org

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Gustavo Gallón

Política de seguridad: ¿qué tan humana?

Violencia antisindical y seguridad ciudadana

La danza macabra en Aguachica

Visita oficial con seguimiento anunciado