El regreso de un clásico

Este jueves, la Cinemateca Distrital abrió de nuevo las puertas de su sede tradicional con una exposición sobre las divas de Hollywood.

Tres eventos, dos escenarios, una misma noche. Los personajes del mundo del cine reaparecieron vestidos de gala para celebrar la reapertura de la Cinemateca Distrital, aquella que había estado cerrada durante más de un año y este jueves abrió sus puertas con una exhibición donde las divas de Hollywood también fueron las protagonistas.

Con fotografías en gran formato de Greta Garbo, Marilyn Monroe, Susan Sarandon, Ava Gardner distribuidas a lo largo del corredor de la Cinemateca y el segundo piso del Teatro Jorge Eliécer Gaitán, se rindió tributo al cine clásico con la proyección de El ansia (1983), donde la interpretación de la francesa Catherine Deneuve evocó lo mejor del séptimo arte.

Luego de haber estado funcionando en la sala Fundadores de la Universidad Central, la Cinemateca vuelve a su sede tradicional de la 22 con 7ª con cambios que favorecen al público cinéfilo. “Hubo trabajos de reestructuración sismorresistente para blindarla en caso de un evento telúrico. Por otra parte, una de las sorpresas para nuestro público es que bajamos el precio de nuestra boletería, pasamos de $4.000 a $2.500. Todavía tenemos una gran deuda con los asistentes: introducir silletería y tecnología digital de última punta en la cabina de proyección, pero es algo que debemos hacer a largo plazo”, cuenta su director, Sergio Becerra.

En alianza con el canal de televisión de cine clásico TCM, la programación de la Cinemateca comienza con películas protagonizadas por las divas que forman parte de la muestra fotográfica. Un acuerdo que se gestó desde hace cuatro meses, en el que la elección del tema “Mujeres protagonistas de Hollywood” pretende capturar la atención de los amantes del cine de todas las edades.

“La Cinemateca va a cumplir 40 años en 2011. No todas las ciudades del mundo tienen cinemateca propia, pero esa es la especificidad de Colombia: no hay una nacional, pero sí la hay en Bogotá. Un lugar público, de encuentro entre generaciones, que le hace contrapeso a la cartelera comercial, en donde las personas pueden ver cierto tipos de cine a un costo muy bajo”, dice Becerra.

La capital se impregna de contenido audiovisual de calidad, donde no sólo Hollywood tiene cabida, sino también las producciones nacionales y europeas que han marcado un hito a lo largo del tiempo. Un espacio renovado que espera copar sus doscientas sillas, de nuevo.

Temas relacionados

 

últimas noticias

“Mi éxito será mi venganza”: Martha Senn

Convocatoria Nacional de Novela Breve