La fotografía que cruza fronteras

La exposición pretende revisar  parte de la colección fotográfica del Banco de la República.

Uno de los grandes aciertos y retos de los museos es presentar su colección permanente desde nuevas miradas y perspectivas. Exhibir con un punto de partida particular estas obras, que gran parte del año están guardadas en guacales y en sótanos, permite que tomen aire fresco y sean revisadas.

Esto fue precisamente lo que hizo María Wills, quien desde hace dos años trabaja en el departamento de curaduría y exposiciones del Banco de la República. “A mí me interesa el tema de la fotografía, mirar cómo ha evolucionado el medio. Es observar cómo, en términos de artes visuales, hay cierta crisis que es positiva porque se está revaluando qué es lo fotográfico”, afirma Wills.

Re(cámaras): espacios para una fotografía extendida basa su selección de obras en mirar al medio fotográfico como algo que va mucho más allá del registro y del documento, y que extiende sus fronteras a otros formatos. Es un medio donde los artistas han entrado a dialogar con el video, con la cinematografía y hasta con la descomposición o el olvido, dos conceptos que van tan en contravía del principio de la fotografía. Este caso lo representa el artista caleño Óscar Muñoz con Simulacros, donde presenta tres cubetas llenas de agua en las que por medio de un polvo de carbón tamizado se presentan imágenes de pies, manos y un torso que se van descomponiendo a medida que cae una gota de agua y “de ese modo denuncia la imposibilidad de reducir el tiempo y la memoria a una imagen congelada”.

Según Wills, después de mucho tiempo de investigación y de escudriñar en la colección, a través de esta curaduría quiso cuestionar la consolidación de la imagen, repasar los pasos de la fotografía y evidenciar los cruces con otros medios. Así se encontró con dos vertientes que, de un lado, dan cuenta de un registro fotográfico de lo escultórico y, del otro, de una fotografía que dialoga con su pasado y con su propio proceso.

El recorrido lo planteó primero por el paisaje, por la naturaleza y después por el cuerpo que se vuelve paisaje.

En una primera vertiente de la exposición, en la cual se incluyen las obras de Fernell Franco, Rosario López, Liliana Angulo, Juan Fernando Herrán, María Elvira Escallón y Miguel Ángel Rojas, las imágenes se remiten al concepto escultórico, que se concreta en un plano fotográfico.

En una segunda vertiente de la muestra, se exhiben obras de Óscar Muñoz, Fernando Arias, Víctor Robledo, Gloria Posada, Nelson Vergara, Angélica Teuta, entre otros. Estos artistas experimentan con la realidad y su representación. De hecho, documentar el exterior queda en un segundo plano para darle cabida a jugar con la temporalidad y salirse del plano bidimensional para expandirse en el espacio. Una muestra interesante que aborda las múltiples posibilidades de la cámara y de las propuestas de los artistas de ayer y de hoy en el arte colombiano con un muy buen planteamiento de recorrido.

 Banco de la República, Casa de Moneda, piso 2.

 Hasta octubre 20.

últimas noticias