La fiereza de Shakira

En entrevista con ‘El radar’ de Caracol, Shakira confiesa que está lista para tener hijos. Podría ser el próximo año.

El periodista José Gabriel Ortiz, del programa El radar de Caracol, estuvo visitando a Shakira en su casa en las Bahamas. Estos son algunos apartes de la entrevista. 

José Gabriel Ortiz.– Recuerdo  que  tenías 10 años cuando debutaste en TeleCaribe...

Shakira.– Sí, tenía 10 añitos.

¿Qué cantabas en esa época?

Cantaba canciones que había escrito desde los ocho años, que fue cuando, yo digo, inicié mi carrera como compositora y ya nunca más pude parar. También me acuerdo que por esa época mi papá me llevaba las canciones que escribía a la notaría y las registraba para que nadie me las robara. Además mandaba a hacer pistas para esas canciones, acompañamientos musicales para poder hacer mis primeras presentaciones...

¿Cada cuánto ves a tu familia?

Cada vez que puedo.

¿Vienen aquí a visitarte?

Sí, ellos ya no viajan tanto porque mis papás ya están mayores. Mi papá va a cumplir 78 años, y mi mamá esta ahí, no voy a decir cuántos porque me mata. Pero sí, hace poco estuvieron conmigo. Siempre estoy rodeada de familia o de mis afectos más inmediatos.

Hoy damos por descontado que tú eres una gran artista mundial, pero el comienzo no fue fácil...

Te juro que siento como que estoy empezando de cero. Ahora estoy lanzando un nuevo álbum y siento que no consigo nada.

¿Y cómo te reinventas?

Creo que siendo muy coherente con el momento en que estoy, con las cosas que me imagino, con las imágenes que navegan en mi cabeza todos los días hasta que llegan a buen puerto. Creo que a veces escribir canciones es algo así como descifrar códigos secretos que ni yo misma puedo traducir hasta que desembocan en una frase, una idea, y de ahí, luego, se convierten en una canción, se concretan... y de ahí viene por añadidura todo lo demás.

‘Fijación oral’.

Eso puede ser. Y bueno, ahora lo nuevo.

Ahora sí hablemos de ‘Loba’, tu más reciente producción. ¿Por qué loba?

Bueno, Loba surgió así, de una forma visceral. Recuerdo que estaba en el estudio de grabación trabajando en la música de la canción, todavía no había letra, de pronto me hice aparte en un rincón del estudio, creo que en cinco o diez minutos ya tenía todo el primer verso, todo el primer coro, y en menos de lo que pensaba ya estaba aullando y jadeando (risas). Pienso que Loba viene de un lugar muy recóndito de mí, una reacción interna a algo, creo que la loba es la mujer de día y el animal de noche.


¿El animal de noche?

La loba es también esa mujer que no sacrifica sus deseos o no antepone otras cosas a sus propios deseos, que los realiza y los defiende con uñas y dientes. Considero que la loba es la mujer más carnal, la más libre y la más feliz.

¿’Loba’ qué es?, ¿pop, electrónica?

Creo que cabe dentro del género electro pop, pero es dance y al mismo tiempo es todo eso también, es electrónica, es discotequera.

¿Crees que en el fondo de ‘Loba’ hay mucho de Barranquilla?

Me parece muy agudo ese comentario, la verdad que sí. Si bien este es un álbum muy electrónico, por ahí le metí un clarinete a una de las canciones bien carnavalesco, un brochazo de color de mi tierra natal.

Se acaba el tiempo y no sé de qué hablar, ¿estás lista para tener hijos?

¡Ay sí!, ya me quiero reproducir.

¿Ya?

Sí, la verdad que sí; te juro que en un momento haciendo el disco dije: “Paro todo y ya”.

Con un hijo vuelves loco a tu papá.

Es que me lo están pidiendo mi papá y mi mamá, los dos. Nos sientan a Antonio y a mí, entonces dicen: “A ver, cuándo”. Pero no queremos que nuestro primer hijo nazca en la mitad de mi proyecto, sino que nazca cuando haya paz, en un momento así para disfrutarlo. La verdad que tenemos muchas ganas los dos, ya estamos listos, así que después de este álbum y el que viene, que es completamente en español, el año que viene puede ser.

¿Cómo ves a Colombia hoy?

Bueno, nuestro conflicto es muy difícil, pero poco a poco... Me siento un poco más optimista, creo que sobre todo muy feliz de ver cómo la juventud participa activamente en hacer llamados  por la paz. Fueron tantos los años en que nos quedamos estáticos, ¿verdad?, y ver marchar a tanta gente por la paz ha sido tan refrescante, ha sido una inyección de energía para el país, para la unión que genera entre nosotros los colombianos dentro y fuera de Colombia, pero el secuestro todavía sigue siendo esa herida muy profunda.

Temas relacionados

 

últimas noticias

Coleccionista de imágenes

Las formas de un arte espiritual

Arrendado

La pureza de lo artesanal