La colección de la memoria

‘Entrelíneas’ es el nombre de la muestra que presenta la artista Elsa Zambrano.

Esas imagen y  palabras que disparan la memoria son el tipo de armas con las  que la artista bogotana Elsa Zambrano  apunta. Por eso, escogió personajes íconos de la cultura popular nacional e internacional, unos que salen de las páginas de  las historietas, otros de los afiches, de la televisión y de la historia misma para plasmarlos en su obra.

La pequeña Lulú, Cleopatra, Tin Tin, el Divino Niño, los Beatles y toda suerte de figuritas están representados en 240 dibujos sobre papel, 60 pinturas pequeño formato y 12 pinturas de gran formato en acrílico sobre tela. Además, hay un video animación con la presentación de Fanny Mikey.

A lo largo de su vida, Zambrano se ha caracterizado por la particular manía y gusto de recolectar objetos, de atesorar colecciones que adquiere en los mercados de pulgas y en sus múltiples viajes por el mundo. De pequeña, recuerda que las planas no eran un castigo sino todo un placer y con el tiempo se dio cuenta de que lo repetitivo encerraba un encanto secreto. Son precisamente estos universos  taxonómicos de origen popular la inspiración para sus exposiciones. Antes fueron cajas, ropa, y ahora las figuritas se tomaron las paredes en colores fuertes donde predomina el ‘rosado Soacha’.

 En su casa hay una grande colección de soldados de plomo y como se crió en una casa donde la mayor cuota era masculina, quiso equilibrar la balanza y hacer la contraparte  buscando mujeres para su colección. Por eso, la serie de las pinturas de pequeño formato son esta especie de homenaje al género femenino sin querer adentrarse en discursos feministas sino simplemente querer valorarlas. Así Policarpa  Salavarrieta, Jane Austen, Juana de Arco, Doña Florinda, Betty Boo, Frida Kahlo y princesas, guerreras,  campesinas y bailarinas anónimas, entre muchas otras, se salen del plástico y se suben al escenario del arte.  Zambrano es muy consciente de la carga emotiva de  lo que representa cada imagen y ese poder que tienen para descargar recuerdos.

En la colección de los cuadros grandes, la artista pone a dialogar a las figuras sobre temas con fuerte presencia en lo social con títulos conceptuales. Lisa Simpson representa la conciencia, la Estatua de la Libertad: la globalización, unos príncipes que se cogen de la mano: lo diverso, el Divino Niño y el buda: lo ecléctico, entre otros.

‘Entrelíneas’, es, al final, una sociedad que habita más allá de las repisas y de sus contornos de gomas ‘Made in China’, son esos mensajes que se deslizan por los dibujos de Elsa Zambrano.

Galería La Cometa, Car 10 No 94A-25. Tel: 6019494

Temas relacionados

 

últimas noticias