La nueva era de la 3D

La revolución de las imágenes en relieve y con profundidad está inundando las pantallas de cine.

Criaturas que saltan de la pantalla, una aguja que sale y parece meterse en los ojos de cada persona, una bola de nieve cuesta abajo de una montaña que promete llevarse a toda la sala de cine forman parte de la magia sensorial de las imágenes en tercera dimensión. Personajes en relieves y paisajes con campo de profundidad se cuelan en la piel de cada espectador creando una sensación envolvente y tangible.

Hace setenta años que no se vivía una revolución en el Séptimo Arte, y la tridimensionalidad está demostrando que un nuevo concepto ha llegado para quedarse. La primera fue la llegada del sonido y el fin del cine mudo con El cantor de jazz en 1927. La segunda, en los años treinta, fue la aparición del Technicolor.

Los números de las taquillas demuestran el regreso de la ilusión de la caja negra. La crisis del celuloide hollywoodense, la piratería, los DVD, las pantallas planas de alta definición han generado una baja asistencia a las salas de cine, pero todo indica que las proyecciones en 3D han sido el motor principal para que el público salga de sus casas y vuelva de nuevo a la gran pantalla. El efecto de las gafas estereoscópicas ha atraído hasta el momento en EE.UU. el doble de público que las tradicionales salas 2D y los ingresos han sido hasta tres veces más elevados. En este país existen alrededor de 5.000 salas digitales y sólo 1.500 están preparadas para una proyección en 3D.

En Colombia se sigue la misma tendencia, y a pesar de que hasta el momento sólo hay 17 salas de cine habilitadas para proyectar en formato 3D de las 520 existentes y de que en lo corrido del año se han estrenado sólo cinco filmes en este formato, se cuentan en total 750 mil espectadores que se han dejado seducir por la magia de las imágenes superrealistas. Según Carlos Llano, jefe de distribución de Cine Colombia, entre el  30 y el 40% de los espectadores totales de una película que se presente en los dos formatos son de 3D.

Las cifras no sólo aumentan en el número de espectadores, sino también en los costos tanto para los productores, los dueños de las salas y el público. Por ejemplo, adecuar una sala a proyección 3D en Colombia puede valer alrededor de $240 millones. Por su parte, el estudio deberá prever un 10% más en el costo de sus producciones. También el espectador al final tendrá que poner de su lado para pagar las gafas y el valor agregado de las producciones, por lo que el precio de las boletas en Colombia se incrementaron entre un 30 y 40 %.

Aunque la crisis mundial juegue en contra de los presupuestos que necesitan los estudios para producir el cine en imágenes estereoscópicas, hay grandes aliados detrás del auge de este concepto. Para empezar, se sabe que el 90% de las copias piratas se hacen en una sala de cine con una simple cámara. Este mecanismo será imposible de realizar con el 3D, lo que supondría el fin de la piratería y un renacer de la industria que se encuentra en momentos difíciles. Otro de los puntos a favor es el fácil manejo porque en vez de cinta, se lleva un disco duro a la cabina de proyección.

Jeffrey Katzenberg, presidente ejecutivo y cofundador de Dreamworks Animation, ha ligado el futuro de la empresa al 3D porque todas las próximas películas de esta empresa tendrán este formato. “Es la promesa del futuro. El cine digital transformó el campo de los efectos especiales y ahora le toca transformar la experiencia cinematográfica aumentando la dimensión del cine e introduciendo al espectador en una experiencia envolvente”, afirmó para el diario español El País.

Aunque la euforia de las imágenes en tercera dimensión ya se había vivido en los años 50, éstas fueron sólo una moda pasajera debido al mareo y la incomodidad en los ojos que provocaba la mala calidad de las películas y la falta de tecnología en el sistema. Actualmente las patentes existentes son el sistema RealD y  3ality Digital. El primero funciona casi como un monopolio hasta el momento, pues tiene una penetración del 95% en el mercado.

Según Emilce Suárez, directora de mercadeo de Cinemark, “la nueva tecnología ofrece características específicas en cuanto a la imagen y el sonido. Las películas se producen digitalmente y no en 35mm como el cine convencional conocido hasta nuestros días, pudiéndose ver tanto en 2D como en 3D”. Algunos criticarán la limitación de efectos en el 3D que en algunos casos sólo se ciñen a dar campo de profundidad, pero no entran en el juego de lo que se podría llamar la cuarta dimensión, cuando por ejemplo una espada se lanza sobre el espectador. La razón es que muchos de los estudios quieren que sus películas sigan funcionando en 2D.


Por otra parte, así como pasó con las películas en blanco y negro que se pasaron a color, lo mismo está ocurriendo con las cintas tradicionales hechas con técnicas 2D que quieren transferirse a 3D. Siguiendo la tendencia, el excéntrico director, Tim Burton, estrenará en Colombia la versión tridimensional de El extraño mundo de Jack. Y así le siguen muchos otros éxitos más como Toy Story y La guerra de las galaxias.

Grandes directores y productores vienen a llenar la nueva cartelera con sus estrenos. Según Carlos Llano, Avatar, el filme de James Cameron, quien desde la taquillera Titanic no había vuelto a dirigir, marcará un hito en la historia cinematográfica y será la gran película de fin de año. El director lleva trabajando 12 años en esta producción que deslumbrará a más de uno por su impresionante puesta en escena 3D.

Sin duda el gran protagonista y la principal novedad del 2009 será la experiencia 3D,  muy probablemente el futuro del cine.

Películas en 3D y próximos estrenos

‘Monsters vs. Aliens’  DreamWorks     (junio 09).

‘Up’ Pixar   (julio 2009).

‘La era de hielo 3: la caída de los dinosaurios’Fox  (julio 2009).

‘Piranha’ 3D Dimension   (julio 2009).

‘G-Force’ Disney  (julio 2009).

‘Destino final 4’ Warner Bros  (agosto 2009).

‘Lluvia de hamburguesas’ Sony   (sept. 2009).

‘A Toy Story’ Disney  (octubre 2009).

‘Una canción de Navidad’ Disney   (noviembre 2009).

‘Avatar’ Fox  de James Cameron (diciembre 2009).

‘Toy Story 2’ Disney  (febrero 2010).

‘Alicia en el país de las maravillas’Disney   (marzo 2010).

‘Cómo entrenar al dragón’ DreamWorks  (marzo 2010).

‘Alpha y Omega’ Lionsgate   (abril 2010).

‘Shrek va por el cuarto’ DreamWorks  (mayo 2010).

‘Toy Story 3’ Pixar   (junio 2010).

‘Los guardianes del Ga’Hoole’ Warner Bros  (julio 2010).

‘Mente maestra’ DreamWorks  (noviembre 2010).

Temas relacionados

 

últimas noticias

Roberto Burgos Cantor y el delirio caribeño

Las letras costeras de Burgos Cantor