El jazz pide la palabra

El pianista cubano Ernán López-Nussa, líder de Habana Report, es uno de los invitados a los festivales de este género en Colombia.

El circuito del jazz en Colombia está conectado. Festivales en diversas ciudades en los que este género surgido a finales del siglo XIX es el protagonista, confirman que está dentro del gusto de la población. Bogotá, Medellín, Cali y Barranquilla han hecho que septiembre sea sinónimo de jazz y aunque Manizales canceló su encuentro con la música sincopada por este año, no se puede negar que su penetración ha sido contundente durante la última década.

La capital con su Festival Internacional de Jazz del Teatro Libre, que llega a su versión número 21, se arriesgó a proponer un evento que se consideraba poco masivo y poco a poco fue cautivando una audiencia más fiel que multitudinaria. A este experimento le siguieron Medellín, Barranquilla, Cali y otras capitales que le apostaron al jazz como fenómeno cultural.

En la actualidad, este género es la nota amable y sonora del noveno mes del año y personajes como el pianista cubano Ernán López-Nussa, invitado a los cuatro festivales más importantes del país, elevan el nivel del jazz que los colombianos están dispuestos a escuchar.

¿Por qué decidió pasar de formatos como el trío y el cuarteto a una banda más grande?

Siempre tuve el deseo de hacer varios trabajos paralelos y Habana Report es uno bastante especial, porque comenzó con figuras emblemáticas de la música en Cuba como Tata Güines y Changuito. Yo quería hacer una agrupación con sabor a los años 50 tratando de recrear danzones con algunos toques más contemporáneos. Del formato jam al de banda he tenido la oportunidad de expresarme de diferentes maneras y eso me complace.

¿Cuál fue el aporte principal del desaparecido percusionista Tata Güines dentro de Habana Report?

Tuve la fortuna de compartir con uno de los grandes del planeta. Músicos como él no abundan y gracias a la investigación que desarrollé pude establecer que semejante a Tata Güines era Chano Pozo, porque además de percusionistas y rumberos por excelencia, eran creadores. Recuerdo que Tata impregnaba de toda su sabiduría a los demás músicos. Además, él tenía un gran carisma que lo caracterizaba y era parte del show de Habana Report, porque todos los demás descansábamos en su gran potencial.

¿Fue difícil haber tenido a su cargo en esta banda a músicos tan famosos como Jorge Reyes, Richard Egües o Changuito?

Manejar a tantas figuras siempre fue un reto para mí, al igual que reunir esa banda, porque todos eran músicos muy ocupados. El primer encuentro con todas esas estrellas traté de facilitarlo invitándolos a un jam o a lo que se conoce como una descarga y ahí me di cuenta de que nos entendíamos muy bien y tomamos la decisión de hacer un grupo que funcionó bastante bien.

¿Lo que hace Habana Report es jazz afrolatino o afrocubano?

La propuesta de Habana Report tiene bastantes matices, sobre todo en lo latino y lo africano. Sin embargo, nosotros somos cubanos y eso también se nota en la música. Diría que hay momentos más africanos que otros, pero creo que la banda es una mezcla entre esas dos vertientes.

¿Qué tan presentes están las evocaciones a los santos del panteón yoruba en su música?

Pienso que siempre están presentes, pero me parece que están más en el interior de los músicos y se manifiestan en su manera de abordar la vida. No obstante, también están en algunos arreglos que he hecho para Habana Report y para mis interpretaciones en piano solo.

De todos los músicos que han muerto y que se dedicaron a explorar las sonoridades del jazz latino, ¿cuál es el que usted más extraña?

Yo, de lejos, extraño a Chano Pozo y de cerca me hace falta Tata Güines, porque a través de ellos pudimos entender el camino que queríamos recorrer. Los dos eran muy nobles y además de ser excelentes músicos tenían la capacidad de embellecer lo que interpretaban con sus carismas.

Haber sido integrante fundador de la legendaria banda Afrocuba representa una exigencia inmensa... ¿suelen comparar sus propuestas posteriores con aquella agrupación?

Nunca nadie me ha destacado que Afrocuba se parezca a mis proyectos posteriores, aunque muchos de los músicos que pasaron por esa agrupación sí quedaron marcados por su espíritu. Siempre he sido un amante de los pequeños formatos en el arte y desde que estaba en Afrocuba trabajaba con cuartetos, tríos y piano solo, lo que quería decir que tenía pensado ir por otro camino. Ahora tengo un grupo con una formación similar, pero no tiene nada que ver con lo que vivimos con Afrocuba, que fue como la graduación, porque ahí comencé como estudiante y luego toqué al lado de Silvio Rodríguez.

A propósito de su faceta de piano solo... ¿cómo evita caer en los excesos?

Cada artista tiene un proceso propio para encontrarse y no traicionar sus sentimientos. Durante ese tiempo logra identificar cuántas notas tiene a su disposición para viajar a través del piano. Soy siempre bastante cuidadoso con los excesos en los solos, sin embargo, a veces escucho las interpretaciones que hacía en el pasado y encuentro algo de esos excesos, porque en ese momento pensaba que la velocidad era sinónimo de virtuosismo.

¿A qué pianistas suele llevar presentes a la hora de tocar?

Van apareciendo pianistas de acuerdo con lo que uno esté tocando o según el camino que se haya asumido. Durante mis toques se me presentan pianistas como Wynton Kelly, quien acompañó por muchos años a Miles Davis; también Keith Jarrett está presente en la mayoría de mis interpretaciones, así como Bill Evans y los cubanos Peruchín y Bola de Nieve.

¿Quién dice qué música escuchar en casa, usted o su esposa, la escritora Wendy Guerra?

La decisión es compartida. El jazz es difícil y exige mucha atención. No soy un gran consumidor de canciones, aunque sí me gustan mucho y aún sin entender el idioma me puedo dar cuenta de lo que transmite el sonido. Wendy es una mujer muy musical y tiene una memoria prodigiosa y se sabe miles de canciones.

¿Ella lo va a acompañar en su gira por Colombia?

Ella no me puede acompañar. Ahora estamos en Madrid y ella sigue para Marsella, en donde empezará a escribir su nueva novela, porque la historia se desarrolla entre Marsella y Cienfuegos, que es casi su ciudad natal.

¿Qué proyectos tiene?

En este momento tengo un trabajo muy adelantado en el que mi música será interpretada por la Sinfónica y mi trío de jazz (Enrique Pla y Gastón Joya). También voy a participar en un homenaje que le vamos a hacer a Michel Legrand desde una visión muy cubana y voy a hacer una grabación con una cantante de Barbados. Así que tendré bastante trabajo para lo que queda de este año.

Ernán López-Nussa y Habana Report. Bogotá: 4 de septiembre. Cali: Domingo 6 de septiembre. Barranquilla: 13 de septiembre. Medellín: 17 de septiembre.

El jazz en el Teatro Libre de Bogotá

Septiembre 3

Brad Mehldau (USA)

Auditorio León de Greiff (Universidad Nacional) - 8 p.m.

Septiembre 4

Habana Report (Cuba), Zaperoco

Magenta (Colombia)

Teatro Libre (Calle 62 Nº 9A-65) - 8 p.m.

Septiembre 5

Kenny Garret (USA)

Carmen Aguilera

Trío (Chile)

Auditorio León de Greiff - 8 p.m.

Septiembre 10

Dúo Bozzolan (Italia) Mariazú (Colombia)

Teatro Libre - 8 p.m.

Caída Libre (Colombia)

Centro Colombo Americano - Calle 19 Nº 2-49 (Entrada libre) - 6 p.m.

Rumba Jazz (Cuba)

Restaurante en Obra Cra. 4A Nº 26A-37 Macarena

(Cover) - 10 p.m.

XXI Festival de Jazz del Teatro Libre de Bogotá. Septiembre 3 al 12.

Pasar los días con Ajazzgo en Cali

Miércoles 2 sept.

A las 7:30 p.m. en la Sala Beethoven estará Brad Mehldau-Solo, de Estados Unidos.

A las 11:00 p.m., en el Teatro Salamandra se presentará el dúo Machinarev y el espectáculo Mondial Cabaret de Francia.

Jueves 3 sept.

A las 9:00 p.m. en la Galería Kafé Kabaret se presentará el dúo Machinarev y de nuevo el espectáculo francés Mondial Cabaret.

Viernes 4 sept.

A las 7:30 p.m. en el Centro Cultural Comfandi estarán Barry Wedgle y el cuarteto colombiano Antonio Arnedo.

A las 11:00 p.m. en el Teatro Salamandra estarán Machinarev (dúo) y Mondial Cabaret.

Sábado 5 sept.

A las 4:00 p.m., en el Centro Cultural Comfandi se dará el Encuentro de Coleccionistas de Latin Jazz.

A las 8:00 p.m., en el Teatro Municipal se presentará de Colombia la Orquesta Filarmónica de Cali y Puerto Candelaria.

Domingo 6 sept.

A las 6:00 p.m., en el Teatro Los Cristales estará la presentación de 11:11 de Colombia.

A las 7:30 p.m. se presentará el septeto Habana Report de Cuba.

Festival Ajazzgo en Cali. Septiembre 2 al 12.

Temas relacionados

 

últimas noticias

El reto de "Pensar el Arte"

Charly García en NatGeo

XI Festival Danza en la Ciudad