Señales y caminos de García Márquez

El nuevo documental del Canal Caracol que se presenta este sábado en la noche.

La vida y la obra de Gabriel García Márquez se cruzan y distancian en una extraordinaria amalgama que va dejando las huellas de su realismo mágico. Esa es la conclusión que deja el documental “Por los caminos de Gabo”, que presenta hoy el Canal Caracol en su programa Entre ojos, donde se rinde un homenaje necesario al Premio Nobel de Literatura, quien hoy cumple 83 años. Nada más oportuno que recorrer los caminos que fueron madurando su talento.

El documental se realizó en los principales escenarios de la vivencia personal del escritor: su natal Aracataca (Magdalena), Sincelejo y otros municipios del departamento de Sucre, Barranquilla, Cartagena, Zipaquirá y, por supuesto, Bogotá. En cada recodo del destino fueron apareciendo, además de cuatro de los hermanos de García Márquez, personas determinantes para descifrar de qué manera Gabo fue puliendo los personajes de sus libros.

Los días de la niñez junto a sus abuelos Nicolás Márquez y Tranquilina Iguarán; los años de la literatura y los amigos en La Cueva, de Barranquilla; los tiempos de becario en el Liceo Nacional de Varones en Cundinamarca; las horas de periodismo en El Universal, El Heraldo o El Espectador, las huellas perdurables que en buena parte hoy explican el tono y la estética de La hojarasca, El coronel no tiene quien le escriba, Los funerales de la Mama grande, La cándida Eréndira o Cien años de soledad.

Con el apoyo del camarógrafo Orlando González y la edición de Gloria Luz Arenas, el documental tiene el sello personal y la autoría del periodista Alberto Medina López, actual jefe de información del Canal Caracol. Un curtido comunicador que hace ya 25 años debutó en la Unidad Investigativa del periódico El Tiempo y desde entonces ha desarrollado una meritoria carrera en diferentes medios de comunicación, tales como el Noticiero Nacional, RCN Televisión y, por supuesto, el Canal Caracol.

Sin embargo, con el documental que hoy presenta el programa Entre ojos, Alberto Medina López asume un reto aparte. Sacándole tiempo a su vertiginoso periodismo, desde siempre ha mantenido otra disciplina con rango de pasión: la literatura. De hecho, la estudió en la Universidad Nacional, recién desempacado de su natal Filandia (Quindío), donde la Casa de Cultura aún rinde homenaje a su abuelo Santiago López, quien por 50 años fue un consagrado maestro del pueblo.

Es un documental de 47 minutos donde además Alberto Medina López emprende un nuevo rol en su trabajo profesional: descifrar los signos vitales y las claves existenciales donde los grandes escritores forjan su creatividad y desbordan los límites del espacio y el tiempo. Por eso, después del homenaje a Gabriel García Márquez que se emite esta noche, ya está pensando en otros escritores y personalidades del arte que también merecen que Colombia conozca cómo hicieron de su obra una forma distinta de exaltar el milagro de la vida.

 

últimas noticias

Fidel Castro el día de su cumpleaños 70

Una botella en la maleta