España redime a Miguel Hernández

Este viernes, 68 años después de su muerte en prisión, tres ministros de ese país admitirán que la condena del poeta fue una injusticia.

Un país enmendará este viernes su historia, al menos de forma simbólica. La vicepresidenta de España, María Teresa Fernández de la Vega, entregará a familiares del poeta Miguel Hernández la “Declaración de Reparación y Reconocimiento Personal”, por medio de la cual admite la injusticia de su muerte en la cárcel de Alicante el 28 de marzo de 1942. Así le restituye el buen nombre a uno de los autores más universales de la llamada “Generación del 27”, de la que también formaron parte grandes plumas como las de Federico García Lorca y Rafael Alberti.

El documento de desagravio será emitido por el Ministerio de Justicia, basado en el Expediente 09-000-785, y busca exculpar al vate de Orihuela de los cargos por los cuales fue encarcelado durante la Guerra Civil y condenado a muerte por un tribunal militar el 18 de enero de 1940. Cargos: “Por ser chivato traidor”, “por escribir versos y ser el poeta del pueblo”. El general Francisco Franco conmutó esta pena por 30 años de cárcel, pero de nada sirvió.

Para el resarcimiento el gobierno español se ampara en la Ley de Memoria Histórica, la misma que les ha permitido a jueces como Baltasar Garzón sacar del archivo crímenes de lesa humanidad de la dictadura franquista.

Lucía Izquierdo, nuera del escritor, y María José, nieta, recibirán hoy en la Universidad de Alicante un pergamino de manos de la vicepresidenta y de los ministros de Justicia y Cultura, Francisco Caamaño y Ángeles González-Sinde. “Es lo más importante que se ha hecho por su memoria”, opina Izquierdo, quien, sin embargo, advierte que aspira a que de aquí a octubre el gobierno y la justicia “anulen la condena a muerte que sigue vigente” y que desde el año pasado está demandada ante el Tribunal Supremo por iniciativa de la Comisión Cívica para la Recuperación de la Memoria Histórica de Alicante.

Ante esa entidad, familiares y defensores de la honra de Hernández han presentado documentos y testimonios que demuestran que el poeta formó parte de las tropas que combatieron la dictadura, pero nunca cometió delito alguno. Ni siquiera usó su fusil, sino que animaba a quienes iban al frente componiéndoles y recitándoles poemas. Miguel Hernández nació el 30 de octubre de 1910 y los descendientes aspiran a que el día de su centenario sea anulada la condena por la que murió enfermo de tuberculosis en la cárcel de Alicante. “Sería el broche de oro”.

El evento será sencillo, como la vida de Hernández, y sólo contempla una lectura de poemas en boca de Marcos Ana, colega del sacrificado. La vicepresidenta Fernández de la Vega comunicó que su gobierno está comprometido a “ofrecer a Miguel Hernández el homenaje, el recuerdo y la admiración que su vida y obra merecen”, al tiempo que rechazó “cualquier forma de opresión” y se declaró en “rebelión ante la injusticia”.

Congreso en Colombia

El presidente de la Comisión del Centenario de Miguel Hernández, catedrático de literatura hispanoamericana José Carlos Rovira, anunció a El Espectador que, como “se trata de un poeta universal”, dentro de los eventos previstos entre 2010 y 2011 habrá un congreso en Bogotá.

En Colombia los versos de Hernández han tenido un gran impacto desde los años 50, no sólo a nivel urbano (sus poemas se leen, por ejemplo, en Bogotá en los buses de Transmilenio), sino rural con ediciones de todo tipo. En el evento participarían poetas españoles y colombianos, al igual que personajes como el ex congresista Óscar Tulio Lizcano, secuestrado por la guerrilla de las Farc ocho años y quien durante el cautiverio se convirtió en experto en los versos de Hernández, a los que atribuyó en este diario su salvación física y psicológica. Por esta crónica El Espectador recibió el año pasado en España el Premio Internacional de Periodismo Literario Miguel Hernández.

En una veintena de países de Latinoamérica y del mundo habrá otros homenajes por iniciativa del Instituto Cervantes, aunque los más importantes serán en España. En la Biblioteca Nacional de Madrid se realizará una exposición permanente, serán reeditadas las obras completas para 5.000 bibliotecas, en octubre se llevará a cabo el Congreso Internacional Miguel Hernández en Alicante, Elche y Orihuela, así como en universidades como la Internacional Menéndez Pelayo y la Complutense de Madrid habrá foros especiales.

A nivel artístico, el cantautor Joan Manuel Serrat iniciará este fin de semana la gira mundial Hijo de la luz y de la sombra, álbum en homenaje a Hernández, a quien ya había dedicado en 1972 un disco en el que incluyó poemas cantados como Nanas de la cebolla, Elegía a Ramón Sijé o Llegó con tres heridas. En esta nueva versión incluyó 13 poemas, entre ellos La palmera levantina y versos de Hijo de la luz y de las sombras.

Miguel Hernández soñó que algún día sus poemas llegarían a la Luna. El director de la fundación, que lleva el nombre del poeta, Juan José Sánchez Balaguer, anunció la contratación de la empresa estadounidense Celestis para que lleve en una cápsula versos premonitorios como estos, tomados de Perito en lunas:

Hay un constante estío de ceniza/ para curtir la luna de la era,/ más que aquélla caliente que aquél iza,/ y más, si menos, oro, duradera./ Una imposible y otra alcanzadiza,/ ¿hacia cuál de las dos haré carrera?

Si quiere leer la crónica sobre Hernández y Lizcano haga click aquí.

Temas relacionados

 

últimas noticias

Poetisa Ida Vitale gana el Premio Cervantes 2018

El reto de "Pensar el Arte"

Charly García en NatGeo