Diversión al escenario

En la programación del Festival encuentra variadas opciones de danza y teatro  tradicional. Avner Eisenberg, uno de los mejores clown de Estados Unidos.

Condición Aérea

La compañía de danza aérea de Argentina propone otra perspectiva para la danza contemporánea. Desafiando la gravedad, colgados de arneses y volando por encima de las cabezas de los espectadores, los bailarines de esta compañía expresan la libertad del cuerpo a ritmo de tangos y milongas. La música en vivo, original de Juan Pablo Arcangeli y Martín Ghersa, tiene en su percusión una fuerza tribal y anima los cuerpos de los bailarines a volar con gracia. Coliseo El Campín, hasta el domingo 4 de abril.

Avner, el excéntrico

La historia de Avner Eisenberg es fuera de lo común. Nació en Atlanta, Georgia, y quiso ser doctor, pero sus padres lo obligaron a estudiar actuación. Su formación en la escuela del maestro francés del teatro gestual Jacques Lecoq lo ha convertido en un referente de humor y destreza en el arte de la gestualidad y del clown. Vasos de cartón, una silla, cigarrillos y palomitas de maíz forman parte de su utilería.  Teatro Leonardus. Desde el jueves 1° de abril.

Baraka

Baraka es la palabra mágica que une desde la infancia a cuatro amigos que después de muchísimos años se reencuentran y descubren que todos han cambiado. Además de un texto rico en humor negro, gran parte de la fuerza expresiva que tiene esta obra se debe a la amistad que une, desde hace muchos años, a los cuatro actores principales (Hugo Arana, Darío Grandinetti, Juan Leyrado y Jorge Marrale), a quienes el director argentino Javier Daulte propuso este homenaje a la amistad. Desde el miércoles 31 en el Teatro Nacional La Castellana.

 

últimas noticias