Un viejo lobo de mar

Detrás de esta odisea de convertir en parque la que a vez fue su finca personal y la cual había llamado inicialmente ‘la huella del indio’, se encuentra Francisco Ospina Navia, a quien cariñosamente llaman ‘El Capi’ desde su paso por la capitanía del puerto de Santa Marta y quien ha dedicado su vida a la ecología y la historia.”

No soy geógrafo ni historiador. Sólo soy un explorador incansable un amante de la historia y un observador de lo que sucede a nuestro alrededor”. 

Ospina Navia, quien nació en un cuartel de caballería de Bogotá donde su padre era un alto oficial, es considerado una autoridad en materia de turismo en el Distrito de Santa Marta por ser uno de los creadores de las tradicionales Fiestas del Mar y por haber fundado el Acuario de El Rodadero. También fue el gestor del Museo Marino y de  Agua Viva, el único acuario de agua dulce de la Costa Atlántica. Además, es buzo, pescador, cronista e investigador.

Temas relacionados

 

últimas noticias

Carlos Arturo Buelvas, en la escena mexicana

Bogotá en tiempos de Rock al Parque