“No produciría tropipop”

Iván Benavides recorre pueblos del país en busca de talentos. El productor de Carlos Vives, los Gaiteros de San Jacinto y Sidestepper es el hombre tras bambalinas de los conciertos de la conmemoración de la Independencia, el 20 de julio.

Una música que no produciría.

Tropipop.

¿Qué falta por fusionar?

No todo es fusión, hay mucha fricción, creo que la palabra fusión está pasada de moda. Ahora se habla de simbiosis o hibridación.

Un músico con el que sueña trabajar.

Caetano Veloso.

Un licor.

Whisky, para la calma; Gin Tonic, para la rumba.

Un cantante inolvidable.

Héctor Lavoe.

El que recomienda.

Caetano Veloso.

Música en vía de extinción.

La de minorías marginadas.

En reuniones familiares, ¿qué canción lo obligaban a cantar?

Ninguna, pero últimamente en las navidades canto el tutaina tuturumaina.

¿Qué le gustaría que le regalaran?

Un buen libro.

¿Qué actividad tiene fija para los fines de semana?

Ver a mi madre.

Un invento.

El lápiz con borrador.

¿Qué es lo que más pena le da?

Chatear.

Su lema.

El que mucho abarca poco aprieta, pero mucho abarca.

¿Por qué lo molestan en la casa?

Vivo solo, yo me molesto bastante por desordenado.

¿La música para qué?

Como muchas cosas importantes quizá no tenga sentido.

¿Cómo cantan los parapolíticos?

Desafinan, pero han generado el narc-eco.

¿Le gusta la voz de Uribe?

Si Uribe fuera músico, desafinaría.

¿Qué lo mantiene sintonizado?

Creo que es como una antena de 360 grados bastante esquizofónica en todo el sentido de la diversidad.

¿Cuándo siente dolor de patria?

No me gusta la palabra patria y me duele la gente que en nombre de la patria hace tantas atrocidades.


Un cantante memorable de Colombia.

El Joe Arroyo.

Un espectáculo que lo ha dejado sin aliento.

La voz del cantante de los Gaiteros de San Jacinto a las cinco y media de la mañana cantando a capela.

La producción más complicada.

Mujeres que cantan pop.

Un maestro.

Antonio María Peñaloza, compositor de Te olvidé.

Un lugar del mundo que lo haya dejado atónito.

La arquitectura del Renacimiento de Florencia.

¿Qué es arte?

El arte es tan conmovedor como indefinible.

Una serie de televisión.

Doctor Who.

¿Cuál es su postre preferido?

Como la música, me gusta la diversidad.

Un talento que quisiera tener.

Hacer dinero.

La peor expresión de miseria.

La ignorancia del otro.

Algo mágico.

Les tengo miedo a las palabras espiritualidad y mágico, generalmente esconden la falta de espiritualidad y magia.

¿Qué lo estresa?

El incumplimiento.

¿Cuándo maldice?

Cuando pierdo el control.

Una pasión.

El arte.

¿Cómo va la música colombiana?

Como Colombia, incierta.

¿Qué le falta a la música colombiana?

Consolidarse como una industria musical fuerte, con políticas de estímulos a la más alta calidad de educación.

Una mujer despampanante.

Para no lanzarme con las de Hollywood, Martina García.

El pueblo musical de Colombia.

No puedo decir que me gusta uno, porque es como asegurar que me gusta una sola comida.

Una canción.

Blue valentine, de Tom Waits.

¿Cuál sería su última cena?

La mejor, en compañía de la gente querida.

Su mayor extravagancia.

Secreta.

Temas relacionados