COVID-19: ¿Cuáles son las acciones adelantadas por el Gobierno para enfrentar la pandemia?

hace 12 horas

Los colombianos le huyen al matrimonio

Aunque los registros civiles tramitados en la última década superan a los de la década pasada, el crecimiento es más lento que el censo poblacional. Los caldenses son los que más van al altar.

En 1982, cuando la Registraduría Nacional estrenó un sistema de registro civil de matrimonio, que aún está vigente, se contabilizaron 48.898 matrimonios en toda Colombia. El año pasado, 57.367 parejas oficializaron su unión.

“Aunque la cantidad de matrimonios que se registran en promedio cada año se ha incrementado en las últimas tres décadas, al cruzar este crecimiento con el de la proyección del censo poblacional se tiene que aumenta más rápido el número de colombianos que el de registros civiles de matrimonio”, fue la conclusión a la que llegaron los expertos de la Registraduría Nacional que analizaron la base de datos de la institución para trazar un panorama de los matrimonios en el país.

En 1982 la población de Colombia apenas sobrepasaba los 27 millones, hoy ronda los 46 millones. Esto significa que el porcentaje de registros matrimoniales anuales se redujo casi a la mitad, al pasar de 0,5% al 0,26% de la población del país.

Esa no es la única sorpresa revelada por el análisis de la Registraduría. De las últimas tres décadas, 1995 fue el año en que se inscribieron más matrimonios en el registro civil: 159.424. Por el contrario, 2008 fue el año en el que se reportaron menos registros civiles de matrimonio: 43.972.

¿Quiénes se casan más? En relación con el censo poblacional, Caldas es el departamento con mayor cantidad de personas incluidas en el registro civil de matrimonio: 109.495. Una cifra que contrasta con los 351 registros del Vaupés.

Después de Caldas, siguen los departamentos de Antioquia, con 18,7% de población con registro civil de matrimonio, Quindío con el 18,5%, Risaralda con el 17,5%, Santander con el 16,8% y Boyacá con el 15,6%.

“Más allá de las dificultades de tipo logístico para registrar matrimonios, están, por supuesto, las diferencias culturales”, señaló Carlos Ariel Sánchez, registrador nacional, refiriéndose a la fuerte raigambre católica en muchos municipios de Antioquia y del Eje Cafetero, al comparar con la presencia de grupos indígenas con sus propias costumbres en los departamentos amazónicos.

Como una curiosidad, febrero es el mes en el que más van al altar las parejas. También son frecuentes los matrimonios en la temporada de junio y julio. Octubre es el mes que menos atrae a los novios.

La explicación para estas diferencias estaría en que las parejas eligen fechas que coincidan o limiten con las temporadas de vacaciones, festividades y puentes.

La Registraduría Nacional aprovechó la presentación del informe para recordar a los colombianos que, más allá de las creencias personales, registrar el matrimonio es un trámite necesario para el momento en que decidan divorciarse, para una sustitución pensional o para una sucesión.

319239

2012-01-01T20:49:05-05:00

article

2013-11-04T17:14:13-05:00

none

Redacción Vivir

Vivir

Los colombianos le huyen al matrimonio

38

2864

2902

Temas relacionados