Comer mal es peor que fumar

La malnutrición puede generar alergias o problemas de piel

Aunque la comida chatarra, como las hamburguesas o papas fritas, contribuye a aumentar los niveles de colesterol y si se consume en exceso puede causar sobrepeso, a la hora de comprarla no hay ningún tipo de advertencia que alerte al consumidor de estos riesgos. Preocupados porque las alertas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre los peligros de una mala nutrición no han sido tomadas en serio por la mayoría de ciudadanos, un grupo de nutricionistas y médicos españoles de la Real Academia de Medicina y de las más reconocidas universidades del país emprendieron una agresiva campaña para dar a conocer que comer mal es más perjudicial que el cigarrillo.

Pilar Cervera, ex directora del Centro de Enseñanza Superior de Nutrición y Dietética, explicó al diario El País de España que la malnutrición afecta la calidad de vida, pues genera problemas de salud como el estreñimiento, las alergias, la caída del cabello o enfermedades en la piel. Y agregó que “de un mal tan común como el estreñimiento se pueden derivar hemorroides o fisuras anales, que a  su vez pueden terminar en anemia”.

Para estos expertos la única manera de combatir la obesidad y las enfermedades que ésta genera es difundiendo los riesgos de comer productos preparados con mucha grasa, sal o dulce. Así como desde hace años se emprendió una valiente batalla contra el cigarrillo pegando en las cajetillas fotos de pulmones con cáncer o avisos con el número de muertos por este vicio, Cervera cree que llegó el momento de alertar a la población difundiendo en restaurantes y supermercados información sobre los peligros de alimentarse de forma equivocada.

Temas relacionados

 

últimas noticias