Raúl Mesa: "Está renaciendo el ciclismo colombiano"

El experimentado técnico antioqueño resalta la calidad de la nueva generación de pedalistas nacionales y les pronostica éxitos.

Cuando era niño y vivía en Jericó, Antioquia, Raúl Mesa jugaba al fútbol. “Era puntero izquierdo y no lo hacía mal”, recuerda. Lejos estaba de pensar que su nombre engalanaría la historia del ciclismo colombiano.

Pero una mañana de 1958 viajó en un bus escalera hasta el alto de La Pintada, para ver pasar la caravana de la Vuelta a Colombia. En esa época se corría por carreteras destapadas y los pedalistas debían llevar a cuestas los tubulares de repuesto, algunas herramientas y hasta la comida. Mesa los vio pasar y quedó fascinado por la valentía y el coraje de esos héroes, entre ellos Ramón Hoyos Vallejo.

Años después, cuando se fue a vivir a Medellín y comenzó a relacionarse con ciclistas aficionados, Mesa hizo de esa disciplina su profesión. “Comencé a montar en serio en 1962, en una bicicleta que me prestó Asdrúbal Salazar. Participé en una prueba en Ciudad Bolívar y, como me fue bien, decidí comprar la mía”, explica el hoy entrenador del equipo EPM-UNE.

Fue un corredor especialista en pruebas de semifondo, circuitos y pista; vivía por y para el ciclismo. Era dedicado, disciplinado y, sobre todo, tenía mucha curiosidad por conocer todos los fundamentos básicos de ese deporte.

Por eso los directivos de la Liga de Antioquia decidieron involucrarlo a la dirección técnica cuando todavía era ciclista. “Veían que yo les hablaba mucho a mis compañeros, que los organizaba, y me nombraron capitán del equipo. Una vez, por allá en 1968, yo estaba enfermo y no había técnico para llevar el equipo a una carrera en Venezuela y me dijeron que les colaborara. Lo hice y desde ese momento comencé a pensar que eso era realmente lo mío”, cuenta el estratega antioqueño, quien se considera un entrenador “empírico en todo el sentido de la palabra”, pues lo que sabía de ciclismo era lo que había aprendido en su corta carrera como pedalista.

Con sapiencia y mucho tacto, Raúl Mesa supo ganarse el respeto y la admiración de sus colegas y pupilos. En sus primeras temporadas tuvo bajo su mando nada menos que a Martín Emilio Cochise Rodríguez, quien al lado de Javier El Ñato Suárez encabezaba el poderoso combinado paisa. “Nuestro primer gran éxito fue en los Juegos Nacionales de Ibagué, en 1970, cuando ganamos las pruebas de pista y de ruta”, relata.

De ahí en adelante no paró de ganar y fue artífice de los logros más importantes del pedalismo nacional. “Estoy muy orgulloso de todo lo que he conseguido. Dirigí a los mejores corredores del país, ayudé a promover el profesionalismo y participé en la incursión del ciclismo colombiano en Europa”, dice satisfecho Mesa, para quien el momento de mayor alegría fue el título de Alfonso Flórez Ortiz en el Tour de L’Avenir, en 1980, porque “fue el triunfo que nos abrió definitivamente las puertas en el Viejo Continente”.

Además de múltiples victorias en España, Francia y Portugal, el estratega cuenta entre su rica trayectoria con 11 campeonatos de la Vuelta a Colombia y 10 más del Clásico RCN.

Él, como nadie, conoce la capacidad de los ‘escarabajos’ y por eso se atreve a calificar como los mejores de la historia a “Cochise, Lucho Herrera, Fabio Parra, Oliverio Rincón y Álvaro Mejía, quien tenía unas condiciones increíbles, pero no llegó hasta donde todos esperábamos. Fue cuarto en un Tour de Francia, pero si hubiera querido, habría ganado uno”.

Eso sí, deja bien en claro que uno de los gustos más grandes para él fue haber manejado en 2007 a Santiago Botero, “un corredor especial por su talento, su personalidad y su carisma”.

Con 41 Vueltas a Colombia encima, el técnico antioqueño analiza el buen momento del deporte de las bielas y la edición 62 de la carrera más importante de América, que hoy llega a Cali.

“Nuestro ciclismo está renaciendo. Tenemos muy buenos corredores en Europa, varios equipos que están compitiendo internacionalmente y al Estado comprometido con varios proyectos deportivos. Tenemos un muy buen grupo para los Olímpicos y un proceso que seguirá dando frutos”, señala.

¿Hay ciclistas colombianos de talla internacional?

Claro, muchos. Sergio Luis Henao, Rigoberto Urán, Nayro Quintana, Darwin Atapuma, Fabio Duarte, Juan Esteban Arango, Edwin Ávila... En 1985 nos costó conseguir 25 corredores para hacer un equipo profesional, hoy en día salen sin problema 50 pedalistas con condiciones para correr en Europa. Sí hemos evolucionado, mucho. Vea que además el Estado, a través de Coldeportes, está creyendo en el ciclismo y apoya a varias escuadras.

¿Cómo ve la Vuelta de 2012?

Llovió mucho en el Llano, hubo muchas caídas, pero ha sido una carrera bonita, pareja, con menos montaña, algo que perjudica mucho a mi equipo, pero muy atractiva. Creería que se va a definir en la contrarreloj final, que incluye la subida a Las Palmas. Tenemos la espinita del año pasado, cuando perdimos el título ahí.

¿Cuáles etapas son claves?

Ibagué-Armenia lo fue, quedan la crono y las llegadas a Manizales y Medellín.

La Unión Ciclística Internacional sugirió recortar la prueba tres días.

Sí. Y la Federación Colombiana de Ciclismo tenía que aceptar esas reglas para que vinieran equipo extranjeros, nada qué hacer.

¿Félix Cárdenas es el hombre a vencer?

Es un gran corredor, uno de los referentes en este momento, pero en una prueba de dos semanas cualquier cosa puede pasar. Veo a varios hombres en muy buen nivel para ganar el título.

¿Qué planes tiene para lo que queda de la temporada.

Vamos a correr en China, a finales de este mes, después en agosto iremos a Río de Janeiro. Nos queda el Clásico RCN y las vueltas a Guatemala y Chiriquí. En todas esas pruebas el objetivo es ganar y ser protagonistas, porque es a lo que nos hemos acostumbrado en estos años. 

353532

2012-06-16T21:00:00-05:00

article

2013-07-26T09:15:38-05:00

ee-admin

none

Luis Guillermo Ordóñez O.

Deportes

Raúl Mesa: "Está renaciendo el ciclismo colombiano"

53

6129

6182

Temas relacionados