¡Porque esto es África!

Los etíopes Deriba Merga, con nuevo récord, y Shewarge Amare ganaron en la capital. Yolanda Fernández y Edwin Romero fueron los mejores colombianos. Fiesta en las calles.

Un aire de lluvia y de mal clima amenazó desde la madrugada de el domingo con aguar uno de los eventos deportivos más importantes de Colombia, la XI Media Maratón Internacional de Bogotá. Pero ni siquiera el sol se perdió el gran espectáculo y brilló, aunque muy tenue, con luz propia, al igual que el excelente comportamiento de los cerca de un millón  de espectadores que salieron a las calles capitalinas para alentar a los 44.192 atletas quienes, a cambio, brindaron una carrera que pasará a la posteridad.

Un final de infarto en los últimos metros de los 21 kilómetros en la modalidad femenina que se adjudicó la etíope Shewarge Amare, y el registro de un nuevo récord para la prueba por parte de su compatriota Deriba Merga, quien confirmó que para los africanos, correr en Bogotá es como hacerlo en el jardín de su casa, ya que cinco de seis en el podio general eran del continente negro.

En medio del bullicio y el aliento de los capitalinos y mientras corría el reloj, el etíope Deriba Merga fue el primero en aparecer en la glorieta de la carrera 68 con calle 63, a unos cuantos metros de la meta. Pero ver a uno de los corredores más rápidos en la capital no era la causa del alboroto, sí lo era una nueva posible marca. Y así fue. Merga se salió con la suya y superó el registro, por tres segundos, del tanzano Fabiano Joseph (1:02.34). El etíope hizo historia al registrar un tiempo de 1 hora, 2 minutos y 31 segundos, y eso que “la altura me había afectado mucho desde el inicio y por eso me costó”, confesó Merga, quien dibujaba una sonrisa inocente en su rostro mientras contestaba las preguntas en la rueda de prensa, en la que se cansó de decir que estaba “muy contento”.

Además, no pudo ocultar el respeto que tiene por su escolta, el keniano Isaac Macharia, el ganador en 2009. “Es muy bueno, pero aproveché que no venía bien físicamente y le cogí una buena ventaja”.

Pero las emociones no pararon en la definición masculina, ya que en la femenina sí que fue de infarto. Ni Dire Tune ni Shewarge Amare, quienes se veían ya sin combustible, atacaban en aras del primer puesto a falta de no menos de 20 metros de la meta, pero fue la última la que sacó su reserva de oxígeno para, primero, aventajar a su compatriota por sólo un segundo y elevar sus puños al cielo en representación de la victoria y después para responder con un castellano básico en las entrevistas: “Estoy feliz, estoy feliz (risas). Gracias a Dios pude ganar”, afirmó la etíope, en medio de un mar de nervios propios de su primer título en una carrera de esta envergadura.

Pasa la edición número once y para los colombianos, el balance fue el sexto lugar de Yolanda Fernández, el octavo de Bertha Sánchez y el undécimo, de Edwin Romero. Eso por parte de los atletas, porque una vez más el público fue el principal protagonista, para que Bogotá correspondiera, con sus 2.600 metros, a la altura del certamen.

“No cambié mi ritmo”

El etíope Deriba Merga, de 30 años de edad, no sólo ganó el domingo de manera contundente la Media Maratón Internacional de Bogotá, sino que además lo hizo con nuevo récord (01:02:31). Con una sonrisa de oreja a oreja demostró toda su alegría, pues es un hombre de muy pocas palabras. Así habló para El Espectador.

Marcó un récord, un tiempo nada fácil teniendo en cuenta la altura...

Sí, me afectó mucho la altura, pero gracias a Dios pude salir adelante a muy buen paso. El récord no era el objetivo, pero se dio y por eso estoy muy feliz.

¿Desde el principio pensó que le podía ganar a Isaac Macharia, máximo favorito y reciente campeón de la Media Maratón?

No. Lo supe desde el minuto 17, ya había impuesto mi ritmo y él no lo pudo seguir.

¿Cuál fue su estrategia?

La constancia. Impuse mi ritmo y no lo cambié, dejando a muchos atrás. Desde el kilómetro 6 dimensioné que podía hacerlo.

¿Qué fue lo que más le gustó de Bogotá?

Pues la verdad, durante todo el recorrido, pese a que iba muy concentrado, me encantó la calidez de la gente. Se vive un ambiente muy bonito acá en Bogotá.

 “No esperaba ganar”

Si bien no era una de las favoritas, la etíope Shewarge Amare, en medio de un agónico final, logró sacarle un segundo de ventaja a su compatriota Dire Tune y coronó este domingo, por primera vez, los 21 kilómetros de la Media Maratón de Bogotá, con un tiempo de 01:13:54 horas. Al finalizar la competencia, la atleta africana no pudo ocultar el júbilo, mientras atendía a la prensa.

¿Qué le deja este triunfo en la Media Maratón de Bogotá?

Estoy muy contenta. La carrera fue muy buena porque había muy buenas atletas de todo el mundo. El nivel este año era muy bueno. Por eso no esperaba conseguirlo. Por el entorno y por la gente, la verdad es que estoy muy feliz.

Fue un final de infarto, ¿cuál fue su estrategia en los últimos metros, cuando la diferencia era mínima con su compatriota?

Siempre estuve esperando mi momento, tenía que aguantar un poco y al final lo di todo. Me decidí a atacar a mi compañera y gracias a Dios y a mi cuerpo que me respondió, lo pude lograr.

¿Lo mejor de esta carrera?

El público. Me animaron desde el inicio y eso es muy importante. Muchas gracias a todos.