No hay plata, pero sí fútbol

Santa Fe se confirmó como el líder del Clausura con su victoria de este domingo a domicilio sobre el Pereira. Los albirrojos llegaron a 16 puntos.

La derrota por Copa Sudamericana a mitad de semana golpeó, no tanto por el resultado en sí, más bien porque algunos la atribuyeron a la crisis económica que viene sacudiendo a Santa Fe y que ha amenazado incluso con la salida de algunos jugadores referentes para reducir costos de nómina.

Pero después de superar al Cartagena por Copa Colombia con un onceno mixto, la confianza volvió a vestirse de rojo y blanco y por eso este domingo el equipo cardenal llegaba a Cartago con la misión de defender el liderato del Clausura y, con un buen resultado de por medio, convocar a su hinchada para que de una vez por todas corresponda al esfuerzo de la plantilla dirigida por Néstor Otero.

De hecho, el presidente del equipo, César Pastrana, había advertido antes del encuentro de la sexta jornada que la taquilla del juego de vuelta contra Deportivo Lara del jueves será para los jugadores y esa motivación extra se vio reflejada contra los matecañas, a los cuales se superó con autoridad de sobra.

Y el encargado de patentarlo fue Mario González, el mediocampista bogotano y el mejor del equipo a lo largo del Finalización, quien con un derechazo al comienzo del complemento marcó el 1-0, suficiente para sumar tres puntos más y llegar a 16 en el torneo, que mantienen a los capitalinos en la punta y los dejan con la mitad del camino abonado hacia los cuadrangulares semifinales.

“Este equipo juega bien, propone sin importar que sea de local o visitante y el respeto por el balón es una premisa”, fue el balance de Otero, el DT santafereño, quien ya se centra en los dos siguientes objetivos: la Copa Colombia y la Sudamericana.

El próximo rival de Santa Fe en el torneo será Equidad, que este domingo en Techo le pasó por encima al Huila y con gran actuación de su debutante, Camilo Ayala, quien marcó dupleta, llegó a 10 unidades en el torneo.

Lamentablemente para los intereses capitalinos, Millonarios no pudo hacer el pleno, al caer en El Campín 1-2 con Once Caldas, equipo al que los albiazules no pueden vencer desde hace una década en condición de locales.

Cifra preocupante, como las cuatro unidades en cinco salidas que ponen contra las cuerdas al técnico Richard Páez, a quien un sector de la hinchada ya le reclama resultados y más después del cambio de este domingo, cuando excluyó a John Ulloque para darle paso a Elkin Blanco con el juego empatado a uno.

El que sí alejó un poco la sombra de crisis fue América, que llegaba a Envigado con alarmas encendidas, ya que al Parque Estadio acudía comprometido en el promedio y su técnico, Jorge Bermúdez, con una situación peculiar: fue despedido a primera hora del sábado y horas después, por pedido del plantel, reintegrado a su puesto.

Por eso, los goles del brasileño Jean Carlo Battiste y el argentino Gabriel Fernández (dos) le demostraron a ‘El Patrón’ que el América está por encima de todo y con el 3-1 se siembra algo de esperanza en las toldas escarlatas.