Grecia quiere cobrar revancha

Cuatro años después de que a Grecia se le escapara la gloria en Japón, el seleccionado helénico tiene este sábado la oportunidad de cobrar revancha ante España, cuando se inicien los octavos de final del Mundial de Baloncesto que se celebra en Turquía.

Los ibéricos, campeones orbitales, son favoritos para seguir en carrera, en uno de los dos juegos de la jornada inicial de segunda fase, ya que a primera hora se dará el derbi balcánico entre Serbia y Croacia. La gran cita del básquet decidirá los emparejamientos en cuartos con dos partidos diarios hasta el martes, cuando quedarán definidos los ocho equipos que pugnarán por el título. Mañana, por ejemplo, el turno será para eslovenos y australianos, como también turcos y franceses.

El lunes jugará el gran favorito Estados Unidos frente a Angola, mientras Rusia y Nueva Zelanda completarán la penúltima jornada, para que en la de cierre choquen lituanos y chinos. Mejor broche de oro no podrá tener la segunda fase, porque Argentina y Brasil protagonizarán el clásico suramericano, con morbo incluido por la presencia en el banquillo de la ‘Seleçao’ del argentino Rubén Magnano, que condujera a su país natal a la conquista del oro olímpico hace seis años en Atenas.