Santiago Giraldo y Alejandro Falla hablaron de la Copa Davis

Las raquetas números uno y dos se refirieron a la confrontación contra Estados Unidos por la Copa Davis, que comienza el próximo viernes.

A una semana del choque en la plaza de toros de Santamaría, en Bogotá, ante Estados Unidos por el repechaje al Grupo Mundial de la Copa Davis BNP Paribass, en la concentración del equipo colombiano se respira tranquilidad y positivismo. El Espectador sentó a conversar a los números uno y dos del país, Santiago Giraldo y Alejandro Falla, respectivamente, quienes coinciden en afirmar que aunque los estadounidenses son los favoritos, gracias a su historia, nuestro país tiene la ventaja de la localía y la altura.

¿Cómo llegan a la histórica cita?

Santiago Giraldo: De buena forma. Estamos en una altura del año en la que llevamos muchos partidos encima y eso es positivo, porque tenemos ritmo. Estamos con ganas y muy motivados. Tenemos algunos días más para ultimar detalles y para estar a full.

Alejandro Falla: Llegamos en el mejor momento tenístico. Todos estamos muy optimistas de que vamos a tener una linda confrontación. Va a ser difícil, pero tenemos todo para dar la pelea. Ojalá contemos con suerte y con el apoyo del público.

No consiguieron ser regulares en la última gira por EE.UU...

S.G.: No fue una salida tan positiva para mí. Esperaba algo mejor. Claro que fue difícil porque con los que perdí todos estaban dentro del top 50 del mundo y todos fueron protagonistas en las semanas. Pero lo positivo es que me entrené fuertemente, fueron partidos muy peleados y eso demuestra que estoy en forma. No todo puede ser perfecto, ojalá en la confrontación sí.

A.F.: No todo es tan negativo. Algunos partidos los ganamos y por ese hecho venimos con buen ritmo. Jugamos los torneos más importantes del mundo, no sólo en la gira, sino también en la temporada. Creo que eso nos va a ayudar mucho y a  la hora de la verdad, a estar tranquilos.

Vienen de jugar en canchas rápidas y ahora tendrán que hacerlo en polvo de ladrillo…

A.F.: Los colombianos nos sentimos mucho mejor que los americanos en polvo de ladrillo, eso es seguro. Ellos están acostumbrados a jugar en canchas rápidas todo el año. Ya estamos entrenando con muchos días de antelación para poder adaptarnos aún más a todas las condiciones.

S.G.: Nosotros somos favoritos en polvo de ladrillo. Para ellos eso es más complicado y lo positivo es que nunca han jugado en la altura. Ese es el factor más desequilibrante, va a ser clave. Estoy seguro de que no se van a poder acomodar aquí, además porque somos locales y eso pesa.

¿Son favoritos o cenicientas?

S.G.: En el escalafón, Estados Unidos es mejor y por eso en el papel son favoritos. Claro que eso es bueno porque llegan presionados. Ellos nunca han quedado al margen del Grupo Mundial y llegan con la obligación. Por eso tenemos muchas posibilidades de ganar, un alto porcentaje.

A.F.: El favorito es Estados Unidos, claramente. Por su historia, por los jugadores que tienen actualmente, que están mucho mejor posicionados que nosotros. Pero estamos en un gran nivel. Además, somos locales y lo vamos a aprovechar.

¿A qué le debe temer EE.UU.?

A.F.: A la altura y a las bolas que son despresurizadas. Eso los puede complicar un poco, pese a que son jugadores con mucha experiencia y que pueden adaptarse a cualquier situación.

S.G.: Igualmente. Con esas bolas es duro generar el efecto que uno quiere y seguramente se van a complicar con ellas. Además, pienso que también hay un cierto respeto. Ellos han jugado contra nosotros y saben que somos jugadores difíciles.

La mayoría de ellos son jugadores altos, con saques rápidos y que van a la red, un juego complicado en la altura…

S.G.: Es un tipo de juego complicado, porque son jugadores que miden más de 1,97 y son sacadores netos, y seguramente les rendirá más acá en Bogotá. Tenemos que practicar mucho la devolución y estar confiados en que el polvo de ladrillo y las bolas minimicen la velocidad del rebote.

A.F.: Nosotros devolvemos bien. Es de lo que mejor hacemos. Tenemos que devolver bien para tener más posibilidades en la cancha. Hay que contrarrestar esos saques, que son de los mejores del circuito.

¿Abre las puertas de un triunfo colombiano el hecho de que Bob y Mike Bryan, la pareja número uno del mundo en dobles, no jugarán la confrontación?

A.F.: Sí. Es un punto que se puede ganar. Contra los Bryan era más difícil, ahora hay más opciones.

S.G.: Ese era el punto más fuerte de ellos y el débil de nosotros. La posibilidad crece, porque no es lo mismo enfrentar a los número uno del mundo que a otra pareja.

¿Qué piensa sobre John Isner, el número uno de Estados Unidos?

S.G.: Es el jugador más importante. Pienso que se va a adaptar mejor que los otros tres a estas condiciones. Simplemente contra el que sea habrá que afrontarlo al 100%.

A.F.: Él aguanta mucho físicamente, tiene un gran servicio y golpes planos. Eso le favorece en la altura. Por eso habrá que moverse mucho. Aunque pienso que cualquiera puede ser complicado.

¿Se puede ganar la serie?

S.G.: Sí. Podemos dar la gran sorpresa. Además, todo el mundo está mirando esta Davis por las condiciones, por el escenario. Todo está acondicionado para una hazaña y sí podemos lograrlo.

A.F.: Creo que sí. Será muy difícil, cada partido será todo un reto, pero yo espero salir victorioso.

¿Se atreven a predecir un marcador?

S.G.: Yo creo que el día más importante es el viernes, el primer día. La idea es que ganemos los dos partidos de sencillos. Pienso que de esa forma ganaremos 3-2, de manera muy apretada.

A.F.: No pienso en eso, sólo en jugar cada partido con responsabilidad.