José Amaya: "Hacemos lo más difícil: jugar bien"

Según ‘El Ringo’, la concentración será clave para vencer al líder Santa Fe en el clásico (6:20 p.m., RCN).

Con Júnior hizo realidad muchos sueños, tal vez los más importantes: debutar profesionalmente y  gritar por primera vez campeón. En Nacional vino a acostumbrarse a los títulos, pero en uno de los equipos que más vueltas olímpicas tiene en el fútbol colombiano, en lugar de seguir acumulando gloria, parece verse acosado por el descenso.

José ‘Ringo’ Amaya ni lo pensó para darle el sí a Millonarios, porque su espalda, curtida a la presión que los grandes siempre demandan, todavía tenía resistencia de sobra, aunque en apenas dos meses en Bogotá, ésta parece haber llegado al límite.

Dos derrotas en línea y ambas de local, aparte de mortificar al barranquillero, que fue titular en los reveses frente al Caldas y Huila, dejaron al albiazul antepenúltimo del Clausura y el promedio, a su técnico contra las cuerdas y al plantel una vez más con el margen mínimo de error en lo que resta del torneo.

Una caída más no la soportaría ni Amaya ni nadie, y menos cuando el eterno rival está al frente. Por eso el volante, que se mantendrá en la primera línea esta tarde (6:20, RCN), no ve en Santa Fe al líder del Clausura, sino el motivo ideal para salir de una vez por todas de la crisis.

¿Qué es más difícil, soportar las críticas o corregir  los errores de funcionamiento?

Lo más difícil es manejar el sentimiento de impotencia que se siente, porque cuando tú te preparas bien, en la cancha haces ver mal al rival, eres aplicado y superas al contrario en todas las zonas, siempre vas a estar cerca de ganar, una cosa es el complemento de la otra. Pero en nuestro caso no nos basta con lo primero, estamos haciendo lo más difícil, que es jugar bien, pero esto es de resultados y más en estos equipos grandes, que están acostumbrados a las victorias.

¿Hubiesen preferido jugar los clásicos en otro momento?

No, porque esto acá es ganar o ganar, no hay de otra, y eso lo tenemos claro para estos dos clásicos que nos esperan, en los que veremos de qué estamos hechos.

¿Santa Fe es el de la obligación?

No, es de los dos porque esta clase de partidos no se juegan sino se ganan  y para hacerlo, necesitamos estar con la mayor concentración posible, porque no nos llegan mucho, pero nos marcan, así que debemos manejar esa situación, como también concretar las opciones que generamos.

Una derrota los elimina prácticamente de la semifinal…

Sólo pensamos en ganar y en corregir, ya que con lo que está jugando este equipo y sacando la victoria, todo el mundo va a tener que hablar bien de Millonarios.

¿Contra Huila los errores individuales se hicieron más evidentes?

Puede ser y tal vez por eso tengo esa espinita clavada, que espero con la ayuda de mis compañeros poderme sacar y qué mejor que un clásico, que siempre tiene más recordación que cualquier otro partido.

¿Se aumenta la presión cuando el eterno rival anda bien?

Presión siempre vamos a tener nosotros y en Millonarios aún más, porque ya lleva tiempo sin ser campeón ni estar entre los ocho.

Temas relacionados