John Hurtado visitó al paraguayo Francisco Argüello en el hospital

El jugador de Oriente Petrolero, tras sufrir una fractura cerrada de tibia y peroné, se recupera en Ibagué.

En su camilla de la clínica Asotrauma en Ibagué, y tras haber sido sometido a una intervención quirúrgica, Francisco Argüello, paraguayo del Oriente Petrolero boliviano, recibió al jugador del Tolima John Hurtado, quien el martes en la noche, en juego por la Copa Sudamericana, le propinó un fuerte golpe que, inclusive, lo podría incapacitar hasta por seis meses.

Pese al lamentable incidente, ambos deportistas tuvieron un momento de reconciliación, palabras de estímulo, ánimo y perdón. Hurtado, quien apenas recibió tarjeta amarilla por la fuerte falta, se mostró muy angustiado cuando entró a la habitación del jugador lesionado, acotó que no pudo dormir y tocó el hombro de Argüello. Le aseguró mirándolo a los ojos que no hizo la jugada con intención de lastimarlo. “Fue una pelota dividida; el volante paraguayo saca el remate y ahí se da el contacto que le ocasiona la fractura”, dijo. Les pidió perdón a él y a los hinchas y le deseó recuperación.

“Sé que esto me va a ocasionar inconvenientes, porque la gente me va a ver como la persona que le hizo mucho daño a un jugador, pero voy a hacer lo posible para que esa imagen se borre”, agregó Hurtado.

El accidente se presentó cuando Argüello chocó con Hurtado y sufrió una fractura cerrada de tibia y peroné. De inmediato fue remitido al Hospital Federico Lleras Acosta, y luego trasladado a Asotrauma, donde fue intervenido quirúrgicamente en horas de la madrugada.

Lo perdonó

Argüello, con actitud tranquila, manifestó que no tiene rencor en contra de su colega. “Estas cosas pueden pasar en el fútbol, estamos en roce frecuente”, dijo.

El paraguayo le dijo al alcalde de la ciudad, Jesús María Botero, quien este miércoles fue a visitarlo, que sentía mucha tristeza por no poder pasar a la siguiente ronda de la Sudamericana, pero agradeció por la solidaridad que sintió tras su accidente.

“El juego nos puede deparar cualquier cosa, me voy muy agradecido por la atención y solidaridad de todos los ibaguereños, son unas personas muy honestas, nobles y solidarias. Gracias al alcalde y a todos los que han estado pendientes de mi salud”, dijo Argüello, quien regresará este jueves a Bolivia.

Entre tanto, su equipo viajó este miércoles a Santa Cruz de la Sierra, vía Lima, y en su paso por Bogotá, el técnico Gustavo Quinteros reconoció que Hurtado nunca tuvo mala intención, pero sí reprochó la actuación del árbitro venezolano Juan Soto , quien a su parecer “debió expulsar al jugador, porque él vio la magnitud de la infracción, pero tal vez le dio temor dejar al local con nueve hombres desde el primer tiempo”. Aseguró que sus dirigidos “están golpeados no tanto por la eliminación, sino por la situación del compañero y amigo que estará algunos meses por fuera, pero no resta sino levantar la cabeza y mirar hacia adelante”.