Santa Fe está imparable

Con autoridad, disciplina táctica y pasajes de buen fútbol, Independiente Santa Fe le ganó anoche 1-0 al Atlético Nacional y ratificó que es, de lejos, el mejor equipo de la Liga Postobón.

El trajín de jugar simultáneamente tres torneos prácticamente con la misma nómina no parece haber hecho mella en los cardenales, que sumaron ocho victorias en 11 partidos y con 26 puntos están prácticamente clasificados para los cuadrangulares semifinales, a falta de siete jornadas.

También sumaron victorias importantes Tolima y Quindío, sobre Cortuluá y Chicó, respectivamente, equipos que se consolidaron en la punta.

Huila, Equidad, Cúcuta, Nacional y Medellín completan los ocho clasificados por ahora. Esta semana se jugarán tres partidos que estaban aplazados: los clásicos Once Caldas-Pereira y Nacional-Medellín, además del duelo Chicó-Millonarios.

En el partido que cerró la jornada, en el estadio Atanasio Girardot, el conjunto cardenal, que no contó en el once titular con el volante argentino Ómar Pérez, salió a imponer condiciones e incluso creó varias opciones de gol en los primeros minutos de juego.

Nacional reaccionó y poco a poco se fue montando en el compromiso, pero sin generar muchas jugadas de peligro en el arco de Agustín Julio.

Al cierre de la primera mitad, el arquero Gastón Pezzuti le detuvo un penalti a Yulián Anchico, quien cobró una falta sancionada tras una falta de Juan Carlos Mosquera sobre Óscar Rodas.

En el complemento los locales salieron con mayores ímpetus, pero evidenciaron su falta de argumentos futbolísticos. No obstante, acorralaron al Santa Fe, que parecía haberle cedido la pelota intencionalmente. De hecho, el técnico Néstor Otero decidió sacar del terreno de juego a Norbey Salazar y enviar a Ómar Pérez, ideal para generar acciones de contragolpe.

Esa fue la tendencia del juego, sobre todo después de que Santa Fe se fuera en ventaja gracias a un golazo del venezolano Luis Manuel Seijas, quien con golpe de cabeza le cambió la trayectoria a un centro de costado de Félix Noguera y mandó el balón al fondo del arco verdolaga.

Nacional intentó desordenadamente igualar el marcador, pero Santa Fe se defendió con criterio e incluso estuvo cerca de anotar un par de goles más, aunque el de Seijas le bastó para celebrar.