La agresividad contra el saque

Las hermanas Williams, ganadoras de seis de los ocho últimos títulos, luchan por la corona. Martina Navratilova  dice que su favorita es la mayor. La final se jugará este sabado.

Son hermanas, comparten casa en Londres y se jugarán el sabado entre ellas el título de Wimbledon por tercera vez.

Las cifras hablan de dos tenistas brutalmente dominantes sobre hierba, que se han repartido seis de los últimos ocho títulos —cuatro para Venus, campeona vigente, y dos para Serena— y han estado en nueve finales. Tal es su dominio en Wimbledon, tal su ascendiente en un circuito huérfano de manos seguras, que sólo una mujer puede hablar de ellas en igualdad de condiciones: Martina Navratilova, nueve veces campeona en Londres.

“Venus (la mayor) —dice Navratilova—  juega mejor a cada partido. Su conexión con la hierba es perfecta. Sube a la red de una manera natural. No tiene que pensar, al contrario que sobre tierra. Y una vez llega a la red es difícil lograr que una pelota la pase. Mi favorita es Venus Se mueve estupendamente, mejor que Serena. Es más agresiva que ella. Serena, claro, tiene un saque un poco mejor, pero Venus es ligeramente mejor”.

Venus tiene 28 años, la ligereza de un suspiro y el golpeo de un camionero. Serena tiene 26 y dispara con malicia. Las Williams son dos almas gemelas unidas por la muerte de una hermana y el continuo exigir de un padre iluminado. Serena, la tenista del cuerpo hipotecado, no se entiende sin su hermana. Y Venus, la chica de la muñeca lastimada, no existe sin Serena. “No me puedo imaginar sin ella, porque en muchas ocasiones me ha inspirado. Me ayudó a ser una luchadora. Mis padres eran grandes atletas y nosotros tenemos esa bendición genética”, señala la hermana mayor.

Agrega Navratilova que Venus es la candidata. La estadística no lo confirma: de 15 enfrentamientos con su hermana, Venus ha perdido ocho, incluidas dos finales de Wimbledon. En la tercera, quizás se sientan solas. No las verá desde la grada Mr. Williams, su padre. Dice que prefiere volar a EU a sufrir con el corazón partido.

Federer-Nadal: la final

Roger Federer y Rafael Nadal se enfrentarán el domingo por tercer año consecutivo en la final de Wimbledon, luego de arrasar ayer con sus oponentes en semifinales. Federer superó 6-3, 7-6 (3) , 6-4 al ruso Marat Safin con una actuación casi perfecta, para quedar cerca del sexto título consecutivo de Wimbledon y la corona número 13 de Grand Slam. Nadal lo imitó al ganarle 6-1, 7-6 (3), 6-4 al alemán Rainer Schuettler. El español tendrá su sexto duelo contra Federer en una final de Grand Slam, e intentará convertirse en el primer hombre que gana Roland y Wimbledon el mismo año desde que Björn Borg lo logró en 1980.