“Algún día ganaré una medalla”

Tiene apenas 19 años y no se conforma solamente con participar en la cita más importante del deporte mundial. Sueña con subir al podio en China, pero si no lo hace, lo seguirá intentando en el futuro.

Ganar una medalla en Beijing y comprarle una casa a su madre son las obsesiones que tiene Paula Medina, quien se convirtió esta semana en la primera colombiana en clasificarse al torneo de tenis de mesa de unos Juegos Olímpicos.

La vallecaucana, quien precisamente este sábado 12 de abril cumple 19 años de edad, logró uno de los seis cupos de Latinoamérica para las justas y aunque reconoce que el solo hecho de estar entre las 64 mejores jugadoras del mundo es un gran éxito, no descarta llegar más lejos y pelear por un lugar en el podio.

“A todas las rivales las respeto, pero a todas les puedo ganar,  ninguna es imposible”, dice Paula, con la misma firmeza y convicción con las que coge la raqueta y se acerca a la mesa para comenzar cada partido. “Este es un deporte en el que la concentración y la constancia son claves, aquí no hay tiempo para los altibajos”, explica antes de comenzar a posar para el lente fotográfico.

Después, interrumpe su práctica y con una sonrisa contagiosa admite que se tiene mucha fe, “tanto para jugar como para hablar”.

¿A qué aspira en Beijing?

A dar la pelea. Sé que puedo hacer grandes cosas porque me siento bien y estoy optimista. Tengo todavía cuatro meses para prepararme y llegar a los Juegos en un excelente nivel.

¿Cuáles son las rivales a vencer?

Las chinas, que son locales. Y en general todas las asiáticas, que son potencia en el tenis de mesa. Las europeas son fuertes, especialmente las rusas, pero no tienen tanta variedad de golpes y estrategias.

¿Cómo se preparará para los Olímpicos?

Tenemos planeado ir a dos torneos en Chile y Brasil. Después vamos a Japón un mes y luego a China para hacer allá la etapa final.

Becada en Suecia

Paula comenzó a practicar el tenis de mesa en Tuluá, en donde su papá era director del Instituto Municipal de Deportes. Allí, bajo las órdenes de Marcos Ortiz, Diego Loaiza y Sergio Giraldo, perfeccionó su juego hasta convertirse en campeona departamental y ser convocada a las selecciones juveniles del Valle y de Colombia.

Pero su enorme talento no se podía desperdiciar. Por eso, sus nuevos entrenadores, Rodrigo Paz y Ángelo Mauricio Black, al igual que el presidente de la Federación de ese deporte, Jairo Orlando Páez, le ayudaron a conseguir una beca para estudiar y entrenar en un club sueco, el Sparvagens Soderhamn, con el que participa desde hace dos años en la liga profesional de ese país.


¿Cambió mucho su vida en Suecia?

Al comienzo me tocó muy duro, porque tuve que alejarme de mi casa y dejar a mis padres (Rubiela y Miller), pero tanto ellos como yo, aguantamos, pues nuestro sueño era que yo jugara afuera. Ya en lo deportivo pues ha sido todo muy positivo, porque allá se juega más fuerte, se compite más y eso ayuda a que uno mejore. El club está contento conmigo y yo también, con los resultados conseguidos siento que tanto esfuerzo ha valido la pena.

¿Y cómo le ha ido con el idioma y la comida?

El sueco es muy difícil y aunque ya sé algunas cositas, me comunico en inglés. Con la comida me doy gusto los fines de semana, cuando la preparo yo. De lunes a viernes es en un restaurante de la escuela, pero no hay problema, porque la comida es  buena. Y ya me acostumbré al frío, ya no me da duro.

¿Qué planes tiene para el futuro?

Pues aún no he definido, puedo seguir en Suecia, pero tengo una oferta de Alemania, vamos a ver qué es lo mejor, porque quiero comenzar a estudiar Negocios Internacionales. Debo definir todo con mi mamá, pues la ida sería por bastante tiempo.

¿Se puede vivir de un deporte como el tenis de mesa?

Yo lo estoy haciendo, porque en el club me dan todo y recibo el apoyo del Comité Olímpico Colombiano e Indervalle, pero falta poder ganar platica para ayudarle a mi familia, para comprarle la casa a mi mamá, que es la meta. Ojalá con una medallita lo pueda lograr.

¿Y si no lo consigue en Beijing?

Pues seguiré luchando por clasificar a otros Olímpicos  hasta que consiga la medalla, haciendo todos los eventos del ciclo, en los que también el Gobierno nos premia por lograr podios.

Colombia tendrá cuatro nuevas disciplinas

Hasta el momento 55 deportistas criollos han logrado clasificarse para los Juegos Olímpicos de Beijing, del 8 al 24 de agosto próximo. De acuerdo con Fabio Ramírez, director deportivo del Comité Olímpico Colombiano, esa cifra llegará a 60 ó 62 antes de las justas.

Sin embargo, la gran novedad es que nuestro país participará en cuatro disciplinas en las que nunca había figurado: tenis de mesa, gimnasia femenina, remo y bicicross.

Además, las posibilidades de lograr una medalla ya no están solamente en el levantamiento de pesas, sino que en otros deportes, como ciclismo, tiro, taekwondo y boxeo, también se podría pelear un lugar en el podio.