¿Cuándo terminará la novela?

Real Madrid sigue en la puja por contratar al portugués del Manchester United, Cristiano Ronaldo. El club español está dispuesto a pagar los 100 millones de euros que piden los dueños del campeón inglés.

Es un verdadero novelón lleno de amores y odios, intriga, discordias y hasta romances. La historia, con adaptaciones especiales para Tv, prensa, radio e internet, da giros inesperados cada día y la trama se centra en la decisión que tomó recientemente Cristiano Ronaldo, uno de los mejores futbolistas de los últimos tiempos, de dejar al Manchester United, club inglés con el que ganó la Liga Premier y la Liga de Campeones en la temporada pasada, para irse a desplegar todo su talento con la camiseta del Real Madrid. Este es un rápido repaso de los principales episodios de esta historia.

En enero de este año tomaron fuerza las versiones de que Madrid buscaba al media punta luso que tiene un contrato hasta el 2012 con el Manchester United, club inglés que reaccionó pronto y quiso blindar a su estrella con una cláusula en la que se especificaba que cualquier club interesado debería pagar en esa época 100 millones de libras (127 millones de euros), algo nunca antes visto en la Liga Premier de Inglaterra.

 Una semana después de que Cristiano Ronaldo ganara la Liga de Campeones, desde el seno de la familia del crack, en Portugal, fluyeron las primeras versiones que hablaban de su deseo de continuar su carrera en tierras españolas. ¿Qué tanto habrá influido allí la opinión de doña Dolores Aveiro, la mamá de Cristiano, hincha acérrima del ‘merengue’? “Si algún día sale de Inglaterra yo tengo claro que me gustaría que fuese al Madrid… No me gustaría morirme sin ver a mi hijo jugando allí”, había dicho Dolores en un diario español.

 De otro lado, Nereida, la novia de Cristiano Ronaldo,  intentaba disuadirlo para que no vistiera la blanca madridista. ¿La razón? Al parecer, la española habría tenido una relación sentimental con Sergio Ramos y a ella no le haría mucha gracia que ambos compartiesen vestuario. El pasado 15 de julio se conoció que la relación terminó, noticia que fue recibida con agrado en el seno del Madrid.

El 5 de junio, dos días antes del estreno de la selección portuguesa contra Turquía en la Eurocopa 2008, por fin habló el protagonista. “Me quiero ir al Madrid”, dijo Cristiano Ronaldo, quien era consciente de que esto sería una dura noticia para el Manchester United, que movería cielo y tierra para que se quedara. Después viajó a Holanda donde fue operado de los cartílagos de su tobillo derecho.

Y cuando la tensión crecía entre los clubes implicados, apareció una reacción que le subió la temperatura al debate: “En el fútbol hay demasiada esclavitud moderna en relación con la transferencia o compra de jugadores...”, dijo Joseph Blatter, presidente de la Fifa, a lo que respondió Pelé: “Eres un esclavo si trabajas sin contrato o no te pagan”.

Este episodio subió el rating del novelón y al tiempo generó repulsión entre los seguidores del United, a quienes ya no les importa que hace tan sólo unas semanas su ídolo, que marcó 42 goles en la temporada, llevara de la mano al equipo a ganar dos títulos. “¡Ronaldo esclavo, fuera!”, decía una pancarta de los hinchas del cuadro rojo en un juego  amistoso.

El  que siempre se ha mantenido firme en su postura de que Ronaldo siga en Old Trafford es el técnico Alex Ferguson. Por eso, el jueves pasado, viajó a Portugal para tratar de convencerlo de que aún no cambie de aires y él mismo dijo que lo había logrado. Pero otra versión de prensa decía que el jugador le habría dicho que sólo volvería a Manchester a recoger sus pertenencias.

El grupo Glazer, dueño del club inglés, se hace cada vez más a la idea de que la era de Cristiano Ronaldo en Manchester llegó a su fin, pero no se la pone fácil al Madrid, pues le pide 100 millones de euros de contado, cifra que, sin embargo, no estaba lejos de los 85 millones que ofrecía el club español. Esta historia continuará…