Con lo de casa, alcanza

Con los tres puntos sumados a domicilio, si Colombia gana el resto de juegos como local en la eliminatoria, asegurará cupo a Suráfrica.

Puede que futbolísticamente todavía sean varios los reparos hacia la selección colombiana, pero si algo deja en cierta forma tranquilo a Jorge Luis Pinto es que después del primer tercio eliminatorio, el tiquete hacia Suráfrica 2010 es directo y ya sacó cinco puntos de ventaja respecto a un rival directo como Ecuador.

Así se lo permitió el empate en el Atahualpa del miércoles, el cual ya es historia para el seleccionador nacional. Dos meses y medio es el tiempo con el que cuenta para seguir buscando el equipo que más se aproxime a su idea táctica y el factor cercanía es necesario citarlo, porque ante tanto intervalo en el torneo premundialista, difícilmente se puede apostarle a un mismo onceno.

A la par de esa búsqueda inalcanzable, los resultados acompañan por fin a la tricolor y eso aparte de aliviar, impulsa. Ojalá lo suficiente porque con los tres puntos logrados a domicilio frente a Bolivia, Perú y Ecuador, sumados a los siete ya conseguidos en El Campín, de ganar los nuestros los que le restan en condición de local (18), llegarían a 28 en total, cifra suficiente para tener cupo directo a la cita orbital.

El primero de los seis rivales que deberá visitar nuestro país será Uruguay a comienzos de septiembre, otro seleccionado al cual hay que marcarle diferencia para evitar las frustraciones recientes, ya que los charrúas con lo justo le quitaron el quinto puesto a Colombia y disputaron los repechajes para Corea y Japón 2002 y Alemania 2006.

Por eso Pinto tuvo a Norberto Peluffo en Montevideo para que el actual responsable de las divisiones menores de Atlético Nacional siguiera a los de Tabárez contra Venezuela y Perú en el Centenario. Con esa información y el partido de la fecha Fifa a mediados de agosto, el técnico confía en tener las suficientes armas para reforzar la base del equipo que en cierta forma se ha sostenido con Agustín Julio, Aquivaldo Mosquera, Wálter Moreno y José Amaya.

Pero el estado de ellos, como el de los demás, es y será una incertidumbre en el reinicio eliminatorio, porque las circunstancias en el camino hacia Sudáfrica no cambian ni siquiera de un mes a otro, puede ser en cuestión de horas o segundos. O si no que lo diga Totono Grisales quien se acostó el martes como titular para enfrentar a los ecuatorianos y se levantó al día siguiente hospitalizado.

Y Falcao no jugó...

De los cuatro delanteros que convocó Pinto para estas dos jornadas eliminatorias, el único que no actuó fue Falcao García. Rodallega disputó ambos juegos completos, Perea estuvo los 90 minutos en Lima, mientras Moreno ingresó en el complemento del partido contra Ecuador. Desde su debut con la absoluta, que fue casualmente el inicio de la era Pinto (febrero 7 de 2007), en la derrota 1-3 con Uruguay en Cúcuta, el delantero de River no ha gozado de estabilidad.

Después de ese amistoso, volvería para la Copa Kirin en Japón, donde pese a anotar el único gol colombiano, en la victoria frente a Montenegro, al siguiente juego contra los anfitriones, apenas estuvo los últimos 10 minutos en la cancha.

 Luego estaría ausente en la Copa América de Venezuela y regresaría para los tres amistosos previos a la eliminatoria, anotando en uno de ellos, su segundo gol (contra Perú el 8 de septiembre, 2-2). Ya en el torneo premundialista, jugó 81 minutos frente a  Brasil y 49  contra Venezuela y completó 367 sin marcar con la tricolor.