El embajador en la Villa Olímpica

Ciro Solano será el Jefe de Misión de Colombia en Beijing. El dirigente dice que “ahora se pueden hacer pronósticos y ganaremos alguna medalla”.

Aunque Guillermo Ricardo Vélez encabeza el cuerpo diplomático de Colombia ante el gobierno chino, entre el 8 y el 24 de agosto en Beijing habrá otro embajador nacional, pues en la Villa Olímpica esa función la cumplirá el dirigente cordobés Ciro Solano Hurtado, vicepresidente del Comité Olímpico Colombiano y jefe de Misión de nuestra delegación.

Él será el encargado de representarnos ante los organizadores y como máxima autoridad del equipo nacional, tendrá que recibir y hacer cumplir las instrucciones, recomendaciones y decisiones del Comité Olímpico Internacional, COI.

¿Cuántas Olimpiadas lleva?

Esta será la quinta, comencé en Barcelona 1992 y luego estuve en Atlanta, también como jefe de misión, Sydney y Atenas.

¿Qué otra función realizará?

Estar pendiente de todo lo que necesiten los deportistas colombianos, hacer que toda la logística funcione y resolver cualquier inconveniente que se pueda presentar. En eso me ayudarán Guillermo González, Myriam Leonor Suárez, Fabio Ramírez y los delegados de cada federación.

¿Cómo cree que le va a ir a Colombia en Beijing?

Ahora, gracias a la planificación que hacemos y al trabajo del área técnica, se pueden hacer pronósticos casi exactos y por eso creo que ganaremos alguna medalla. Las estadísticas nos dan argumentos para pensar que tenemos una alta posibilidad de podio con dos deportistas en levantamiento de pesas, en el ciclismo también hay chance con María Luisa Calle y Santiago Botero. Veo a la taekwondista Gladys Mora con una buena opción y hay que apostarle al boxeo, pues tenemos un equipo muy bien preparado.

¿Y los demás atletas?

Pues de ellos esperamos que mejoren las marcas que han hecho. Hay deportes como el atletismo, la natación y la gimnasia, por ejemplo, en el que el solo hecho de clasificar a los juegos es un triunfo.

¿Cuál es su mejor recuerdo de los Olímpicos anteriores?

Indiscutiblemente la medalla de oro de María Isabel Urrutia, en Sydney, fue algo muy emocionante. Y con todo lo que pasó, también lo de María Luisa Calle en 2004, por la alegría inesperada, después la tristeza por su supuesto dopaje, la lucha en los tribunales y finalmente el reconocimiento a su hazaña. El bronce de Ximena Restrepo en Barcelona también fue impresionante, toda Colombia estaba pensando solamente en el fútbol, nadie le apostaba a nada diferente, y Ximena hizo una marca sensacional. Eso nunca se olvidará.

¿Por qué el atletismo, la natación y la gimnasia son los deportes más importantes en los Juegos Olímpicos?

Por su filosofía y tradición. Son disciplinas en las que los deportistas tienen que superarse a sí  mismos, siempre están pensando en mejorar. Además son masivos, completos y universales.

¿Después de Beijing qué hará?

Uno no deja lo que le gusta, así que espero seguir en el deporte. Mi nueva causa es lograr que mi tierra, el departamento de Córdoba, sea la sede de los Juegos Nacionales de 2011.

¿Y eso cómo va?

Ya hicimos una alianza con la Gobernación de Bolívar y presentamos una carta de intención al presidente Uribe, el Ministerio de la Cultura, Coldeportes y el COC. Tengo la firme convicción de que podemos hacer las mejores justas de la historia.