El otro ‘Team Rentería’

A Róbinson, Wason y Carlos no sólo los une la misma sangre, también su pasión por el fútbol.Los tres son delanteros, diestros y en cierta forma goleadores.

A Édgar Rentería, el beisbolista colombiano de las Grandes Ligas, le copiaron, sin querer, su idea de contar con un equipo propio, el cual promueve a las nuevas promesas de la pelota caliente en nuestro país, aunque algunas diferencias podrían evitar la demanda por plagio…

En lugar de hits, el otro ‘Team Rentería’ acumula goles; sus jugadores no batean propiamente, pero sí golean; antes que trabajar en la defensiva, siempre van a la ofensiva y no necesitan de seis compañeros para conformar una novena, porque apenas son tres sus integrantes: Róbinson, Wason y Carlos.

Este trío de hermanos nacidos en el corregimiento de Tagachí, Chocó, no sólo escogió el fútbol como un mismo destino, sino que también encontró en la posición de delantero un factor común y, además, se rebeló por completo a un mandato familiar, porque sus padres, Adriano Rentería y Brumilda Cuesta, siempre les recomendaron a sus hijos las aulas antes que las canchas.

El primero en llevar la contraria fue Róbinson, actual jugador del Platinum Stars de la primera división surafricana. Y lo hizo por una sencilla razón: “Lo mío era el fútbol, y aunque no fue fácil que me apoyaran al comienzo, hoy me siento orgulloso de que dos hermanos más siguieran mis pasos”. Los otros tres sí formaron el equipo académico. Adriana, la mayor, estudió idiomas; Willington Adriano, “más conocido como ‘Chacho’”, es contador, mientras Jorge Ferney estudia en Quibdó.

Pero a los que dejaron rodar sus sueños detrás del balón, los une más de una coincidencia dentro y fuera de la cancha. Por ejemplo, todos son atacantes, diestros y en cierta forma goleadores, pero aparte, nacieron un día 4 e incluso dos de ellos en el mismo mes: julio. “Es que el destino estaba marcado para nosotros”, intenta justificar Wason, quien así como encuentra cosas en común, también entiende que “cada quien tiene su estilo, sus características, aunque lo cierto es que somos felices con lo que hacemos”.

A nivel profesional no han compartido vestuario, pero en su niñez, el atacante que volverá al Porto para la próxima temporada


recuerda que “cuando estudiábamos, sí jugábamos juntos”, e incluso conformaron el equipo del barrio. “La 18, así se llamaba, y como no podíamos jugar todos arriba, Róbinson jugaba de volante, Carlos también, pero yo siempre adelante”.

Años después, el mayor de los tres decidió estar cerca del arco rival y por eso se define como “el más goleador y el de mayor experiencia, así Wason esté en Europa”, a lo que el ex jugador del Chicó, ripostó en medio de risas: “¿Qué tengo yo y no mis hermanos? Estatura, siempre me la han envidiado”. El menor, en cambio, prefirió destacar sólo aspectos en común: “Somos jugadores de velocidad, con desequilibrio, encaradores y, lo más importante, tenemos gol”.

Carlitos, como le llaman en casa, aparte de conciliador, siempre ha tenido más cercanía con Wason gracias a la edad, pero fundamentalmente por tener el mismo paso previo al profesionalismo: el Atlético Provincia de Sugamuxi, de Boyacá, al cual primero llegó Wason porque “en Santa Fe querían que yo les regalara mis derechos, entonces conversé con mis primos y me dijeron de esa propuesta”.

Luego de aceptarla, vivirla y apreciarla, decidió que “una vez Carlos terminara los estudios, madurara en la Primera C, donde también fue goleador”, lo cual le sirvió para estrenar el pasaporte en 2005, cuando estuvo “año y medio en Gimnasia y Esgrima de La Plata, al que llegué hasta reservas porque el técnico de primera de ese entonces (N.R.: Pedro Troglio) prefería darles la oportunidad a jugadores que llevaran más proceso”.

Después volvió a Colombia para presentar credenciales con Real Cartagena y consagrarse este semestre en el Huila, algo significativo para el menor de la dinastía, quien además no ha “tenido ventaja por ser el hermano de Róbinson o Wason Rentería, yo mismo estoy haciendo mis cosas y me está yendo bien gracias a Dios”.

Esta semana alcanzaron a coincidir Róbinson y Carlos en Tagachí, aprovechando el breve receso de mitad de año. Y este último, cuando estaba próximo a aterrizar en Quibdó, divisó la polvorienta cancha de las Américas, cerca del aeropuerto de la capital chocoana, donde se “fugaba con Wason para poder entrenar con la selección del Chocó. Escondíamos con tiempo


los guayos para poder ir a los entrenos”. Hoy no hay nada que ocultar, sino muchas satisfacciones por compartir.

Los ‘trillizos maravilla’

‘HUGOL’

Nombre completo: Wason Libardo Rentería Cuesta

Fecha de nacimiento: Julio 4 de 1985

Lugar de nacimiento: Tagachí, Chocó

Peso: 81 kilos

Estatura: 1,86 metros

Trayectoria: Primera C, Chicó, Internacional (BRA), Porto (POR) y Racing de Estrasburgo (FRA).

‘PAGOL’

Nombre completo: Carlos Albeiro Rentería Cuesta

Fecha de nacimiento: Marzo 4 de 1986

Lugar de nacimiento: Tagachí, Chocó

Peso: 77 kilos

Estatura: 1,75 metros

Trayectoria: Primera C, Patriotas, Gimnasia y Esgrima de La Plata (ARG), Real Cartagena y Huila.

LUIS

Nombre completo: Luis Róbinson Rentería Cuesta

Fecha de nacimiento: Julio 4 de 1981

Lugar de nacimiento: Tagachí, Chocó

Peso: 75 kilos

Estatura: 1,67 metros

Trayectoria: Nacional, Beijing (CHI), Caracas (VEN), Chicó, Espoli (ECU), Internacional (BRA), Trujillanos (VEN), Estudiantes (VEN) y Platinum Stars (SUR).

En cifras

4 goles marcó Róbinson con el Platinum, en cuatro meses con el club surafricano.

1.895 minutos de juego sumó Wason con el Estrasburgo en Francia.

1 convocatoria a la absoluta de Colombia tiene Carlos (abril 30/08).

Temas relacionados