Las estadísticas

Cifras   desde que se realizan los torneos cortos:   <p>El único  jugador que convirtió cuatro goles en un juego fue Víctor Hugo Aristizábal, en la victoria de Nacional 5-0 sobre el Cali, el 11 de septiembre de 2005. </p>

El menor   número de triunfos en un torneo fue el de Unión Magdalena, que en el Finalización 2005 se marchó a la Primera B sin ganar un solo partido. Fue dirigido por Eduardo Retat en las cinco primeras fechas y en las 13 restantes por Alberto Suárez.  

El mayor   número de derrotas consecutivas fue para el Real Cartagena, que permaneció 11 fechas sin sumar, entre el 16 de febrero de 2006, cuando cayó con América 2-1 y el 23 de abril, cuando perdió con el Deportivo Cali 0-1. Fue dirigido por Néstor Otero en dos jornadas, y Álvaro de Jesús Gómez  en siete más, Húber Boder una fecha y Julio Comesaña la restante.

La serie  más larga de partidos ganados pertenece al Once Caldas, que se impuso en siete, entre el 5 de febrero y el 14 de marzo de 2004.

El mayor   invicto en un torneo también lo tiene el Caldas, con 15 fechas entre el 5 de febrero y el 13 de abril de 2006. Después perdió con Santa Fe en Manizales por 2-0.
  
Sólo un   jugador marcó cinco goles en un partido. Fue Sergio Galván Rey, el 21 de mayo de 2006, en la goleada de Nacional a América por 6-0 en el Atanasio Girardot.  

El equipo   de mayor invicto en casa es el Once Caldas, con 33 fechas, entre el 27 de marzo de 2002 y el 13 de junio de 2003. Perdió en la fecha siguiente con Millonarios 0-1 en Manizales con gol de Rojano.  

El más   largo invicto como visitante es del Deportivo Cali, con 13 jornadas entre el 23 de abril y el 2 de octubre de 2006.

Los más   efectivos cobradores de penaltis son Léider Preciado, quien convirtió  en 15 oportunidades, Arnulfo Valentierra en once y Háyder Palacios en 10.

Los arqueros   que más penaltis atajaron fueron Agustín Julio, Daniel Vélez y Juan Carlos Henao, con siete cada uno.
  
Un registro  extraordinario impuso Víctor Aristizábal. Es el máximo goleador histórico de Nacional en el fútbol colombiano, es el jugador que más goles convirtió en el extranjero y, para completar, convirtió la mejor serie de goles consecutivos de Nacional frente a Medellín al conseguir ocho goles en siete clásicos jugados entre el 20 de abril de 2005 y el 26 de marzo de 2006.