“Ganar no es imposible”

Yolanda Fernández quiere subirse al podio. Por nueve segundos no pudo clasificar a los Olímpicos de Beijing, pero espera que la Media Maratón sea su revancha.

La boyacense Yolanda Fernández le ha dedicado la mitad de su vida al atletismo. Por fortuna, en los últimos años ha contado con el apoyo del equipo Porvenir y el Instituto Distrital para la Recreación y el Deporte, lo que le ha permitido prepararse mejor para las competencias y cada vez tener mayores ambiciones.

En la Media Maratón Internacional de Bogotá, por ejemplo, ocupó el sexto lugar en 2006. El año pasado fue cuarta y para la novena edición, que se corre el domingo, su objetivo es subirse por primera vez al podio.

¿Cómo llega a la carrera?

Muy bien. Con el equipo hicimos una preparación excelente y estamos muy motivados, para mí este ha sido un buen año y sería estupendo cerrarlo con un podio en Bogotá.

¿Realmente cree que se puede?

Es complicado. Las atletas africanas y las extranjeras en general son muy buenas. Ellas son corredoras que hacen una hora ocho minutos o una hora nueve en los 21 kilómetros, mientras yo, por ejemplo, hice 1:19:04 el año pasado. Pero nada es imposible, hay que ganar con la cabeza, aguantar con el corazón y correr con las piernas. La clave es estar al lado de ellas hasta donde se pueda y si al final quedan fuerzas, atacar.

¿La altura de Bogotá puede ayudarla?

Sinceramente no creo, porque ellas compiten seguido en la altura, pero nunca se sabe, cualquiera puede tener un mal día.

¿Cómo se metió en el mundo del atletismo?

Comencé hace 14 años (ahora tiene 28), me metió el profesor Luis Antonio Rincón, y hace dos estoy en el equipo Atletas con Porvenir. Las pruebas más importantes que he corrido son la maratón de Chicago, en la que terminé octava el año pasado y la de Rotterdam, en la que hice marca mínima B para los Olímpicos.

¿Y qué pasó?

Que después Bertha Sánchez mejoró el tiempo por nueve segundos y ‘me bajó del avión’.


¿Ese era su objetivo para este año?

Sí, pero lamentablemente no se pudo, entonces los tres últimos meses me preparé con todo para la Media Maratón de Bogotá.

¿En Colombia se puede vivir del atletismo?

Sí, pero somos pocos los afortunados. A mí Porvenir me paga un salario y me da todas las facilidades para entrenar y competir. Creo que hay dos o tres equipos más que ayudan, pero todavía hay muchos atletas que no tienen apoyo.

¿A usted qué le falta para mejorar sus marcas?

Mayor fogueo, es lo único, correr más a nivel internacional, pues por año hago máximo 10 competencias.

¿Usted corre maratones, medias maratones y pruebas callejeras, ha pensado incursionar en la pista, hacer los 5.000 o los 10.000 metros?

La verdad no, porque mis tiempos están muy lejos de los que tendría que hacer para ir a una olimpiada.

¿Qué meta tiene a futuro?

A largo plazo el objetivo es hacer la marca A para los Juegos de Londres 2012. A mediano, pues una medalla de oro para Bogotá en los Juegos Nacionales y estar en el Mundial de Media Maratón en Brasil. Y a corto, subir al podio el domingo en Bogotá o al menos ser la mejor colombiana.

¿Cuáles serán las rivales más duras?

Martha Roncería, Lina Árias, María E. Rodríguez y Mercedes Aguilar, aquí todas somos muy parejas.