‘Goliat’ frente a ‘David’

Mientras el conjunto paisa lleva 14 coronas nacionales e internacionales, su rival apenas disputará su primer título.

Nacional es Goliat, un  poderoso e histórico club que ha sido protagonista del torneo colombiano desde 1951. Lleva nueve títulos locales y cinco internacionales. La Equidad es David, un equipo organizado, con una infraestructura modelo, pero poca trayectoria. Llegó a la Primera B en 2003 y el año pasado ascendió. Ahora jugará su primera gran final.

Y como en la historia bíblica, ‘Goliat’ Nacional es el favorito para ganar ese duelo, aunque ‘David’ Equidad tiene una buena estrategia para sorprender. Y aunque los aficionados paisas comenzaron a celebrar desde el miércoles su décima estrella, jugadores y cuerpo técnico aún no se sienten campeones. “Cuidado, es un error menospreciar a La Equidad. En este momento tenemos la misma posibilidad de título”, dijo con sensatez el técnico Óscar Héctor Quintabani.

El primer duelo de la final se jugará el domingo, desde las 5:15 p.m. en El Campín. Y el segundo el próximo miércoles 19 desde las 8:00 p.m., en el Atanasio Girardot de Medellín.

Un supercampeón


Nacional, que tenía como principal objetivo en el semestre conquistar la Copa Suramericana, quiere ser el primer equipo en la historia en lograr dos títulos el mismo año y terminar como líder absoluto de la reclasificación.

En la Copa Mustang I superó en la final al Atlético Huila y ya en la temporada 2007 lleva 100 puntos, 21 más que el Cúcuta, que es segundo. Ahora quiere cerrar con broche de oro y convertirse en el club más ganador de la historia del balompié criollo, honor que comparte con Millonarios, pues ambos suman 14 títulos nacionales e internacionales. Además de los nueve del torneo rentado, el conjunto antioqueño se impuso en la Copa Libertadores de 1989;  las Interamericanas de 1990 y 1997; y las Merconorte de 1998 y 2000. Millos, por su parte, tiene 13 estrellas en Colombia y una en la Copa Merconorte de 2001.

Claro que en las toldas verdes no todo es alegría, pues su capitán y goleador histórico, Víctor Hugo Aristizábal, tuvo que adelantar su retiro por una lesión en la rodilla y no estará en la final. “Vamos a ganar la final para dedicársela a él, para que se vaya por la puerta grande, como se lo merece”, señaló el ‘socio’ de Aristi en la cancha, Aldo Leao Ramírez, quien no se apresura a celebrar porque sabe que David, nuevamente, puede ganarle a Goliat.

Temas relacionados