Los goles siempre son bienvenidos

Llegó pasada la medianoche, apenas sumó unas cuantas horas de sueño y muy a las 9 a.m. Falcao García aterrizaba en Rionegro.

 Hora y media después, el goleador trotaba en la cancha del Club Campestre Llanogrande, al lado de Miguel Niño, uno de los médicos de Colombia, que ayer completó el grupo con la llegada de Édixon Perea.

Las ojeras del campeón con River evidenciaban cansancio, pero el delantero, si bien admitió que “se trae un trajín fuerte entre remate de torneo, la gira por Europa y demás”, sabe que “la camiseta de tu país vale todo”.

Su camiseta blanca, en medio de las azules que utilizaron los 22 compañeros, lo distinguía, pero de igual forma el trabajo en la primera sesión fue diferenciado por orden del preparador Freddy Amazo, quien diseñó un plan especial “tanto con Falcao como con Édixon aprovechando el doble turno, para que puedan entrenar a la par”. A Rodallega y a Moreno les llegó compañía y de acuerdo con lo trabajado por Pinto, dos de los cuatro arrancarán ante Perú.