La ‘luz’ de la Eurocopa

A qué juega  el equipo de Luiz Felipe Scolari que encanta y convence. Hoy se medirá ante Suiza a las 11 de la mañana.Análisis uno a uno. Sus principales figuras han sido Deco y el mediático Cristiano Ronaldo.

Las últimas actuaciones internacionales de la selección portuguesa invitan a creerle, sugieren pensar en la posibilidad de un título. Desde que llegó Luiz Felipe Scolari a la dirección técnica del seleccionado lusitano (abril de 2003), las cosas han rodado con buen pie para el equipo rojo y verde.

En la Euro de 2004 era el gran favorito y no pudo cumplir la meta. Unos ultradefensivos griegos se interpusieron en el camino y evitaron que Portugal hiciera bueno el pronóstico que lo ubicaba como el candidato por su fútbol y su condición de anfitrión. Los directivos estuvieron a punto de reemplazar a Scolari, pero los jugadores defendieron su trabajo y apuntaron al Mundial de Alemania como la meta inmediata.

Y en canchas germanas el equipo lusitano dio una buena nota, hasta pelear por el tercer lugar. Y para completar el ciclo, el equipo de Scolari, nacido en Porto Alegre, ganó sus dos primeros partidos y ya se encuentra en octavos de final, tras batir a Turquía y a República Checa.

De aquella banda que alegró el espíritu festivo y jovial del pueblo portugués están hoy el 95% en actividad y disputando la Euro 2008, en territorio suizo. Se fue el gran Luis Figo, símbolo y gloria del fútbol portugués durante los últimos años, no convocaron a Pedro Pauletta ni a los mediocampistas de marca Maniche, de floja temporada en el Atlético de Madrid y el Inter de Milan, y Costinha, prácticamente desaparecido del panorama.

El equipo ha jugado bien, con suficiencia, echando mano de recursos técnicos como pelota al piso, inteligencia táctica, buen trato de bola y vocación ofensiva en los primeros partidos. Además, ha contado con un Deco en plan de “regista” y a su máxima estrella Cristiano Ronaldo, quien ha hecho apariciones fugaces pero determinantes.

En el campo

El sector derecho de la defensa es nuevo, pues Bosingwa, comprado en 21 millones de euros por el Chelsea del magnate Abramovich, hace ahora pareja con Pepe, el sorprendente central que encontró el Real Madrid y quien tiene movimientos rapidísimos y buena proyección ofensiva. A Ferreira, un habitual lateral derecho en el Chelsea, lo convirtieron en lateral por la


izquierda. Y en el centro de la defensa, comandando las operaciones defensivas, como lo hace en el Chelsea, Ricardo Carvalho, uno de esos jugadores de solidez y categoría que triunfan en cualquier parte.

Empero, los primeros dos partidos de Portugal han dejado una imagen peligrosa en zona posterior, pues el arquero Ricardo tiene la fea costumbre de salir a aplaudir en todas las pelotas aéreas y no es cuota de seguridad. El golero del Betis tuvo actuación superior en el Mundial de Alemania. Contra los checos, todos los balones desde los costados fueron un dolor punzante en la zaga .

Scolari juega con dos volantes netos de marca, el veterano Petit, de la guardia pretoriana, del riñón de Scolari, y un juvenil, Joao Moutinho. El que quita y hace el trabajo sucio es Petit y el que intenta jugar es Moutinho, el nuevo “socio” de Deco en la mitad del campo.

El “pensador” Deco

La temporada del barcelonista fue decepcionante. Lesionado, con problemas disciplinarios, dos matrimonios a cuestas, el pequeño armador ha sido puesto en venta por los catalanes y ahora con la llegada de Scolari al banquillo técnico del Chelsea, muchos aseguran que formará parte de la maleta de viaje del “gaucho”.

Empero, la Eurocopa es magnífica para Deco, a quien se ha visto rejuvenecido, reconvertido en el verdadero motor del equipo, sin pedirle permiso a Figo y usando sus galones para mandar en el equipo a su antojo y aire. Contra los checos jugó un magnífico partido y muchos hoy en Barcelona se preguntan si es válido venderlo y dónde consiguen a un jugador de su talento y su clase, y si lo consiguen cuánto vale y dónde está.

Portugal juega con dos extremos muy definidos. Simao Sabrosa, el del Atlético de Madrid y Cristiano Ronaldo. Y acá se presenta un tema interesante, pues Scolari ha dicho que a él no le importa cómo utiliza sir Alex Fergusson a Cristiano en el Manchester, él lo quiere siempre escorado a un costado.

Cristano es la estrella, sin duda, del equipo y el símbolo mediático, pero que no quede duda alguna que el ‘patrón’ es Felipao, el único que se da el lujo de utilizar a Cristiano como a él le guste, así al astro no le plazca mucho el trato.

Es una lástima grande que todo este andamiaje, todo esta orquesta, carezca de un solista del gol. Si en Alemania fracasó Pauleta, en Suiza todo parece indicar que el sacrificado será Nuno Gomes, un jugador con poca participación ofensiva, escasos movimientos hacia los laterales y muy pocos goles en la temporada, cinco apenas.


¿Hasta dónde llegará?

Portugal es el más latino de todos los participantes de la Eurocopa. Juega en corto, toca la bola, triangula y cree firmemente en la condición individual de dos jugadores, Cristiano Ronaldo y Deco, dos auténticos maestros del fútbol, dos que “entienden el juego” y en este torneo tienen dos retos diferentes: Ronaldo, confirmarse como el número uno del mundo y el próximo ‘Balón de oro’, y Deco, demostrarle al Barcelona que no necesita buscar afuera, lo que tiene dentro.

Portugal ya está en octavos y espera su rival, que todo parece indicar será Alemania, tras su derrota ante Croacia. El partido será en Basilea y ese será un juego de verdad.

El nuevo fenómeno

El pasado 5 de febrero cumplió 23 años y es considerado por muchos como el mejor futbolista del planeta. Y aunque eso se podría discutir, de lo que no cabe duda es que Cristiano Ronaldo es hoy el jugador más mediático y reconocido por encima de otras figuras, como Lionel Messi, Kaká o el propio Ronaldinho. Y eso se comprueba cada vez que aparece en público, pues decenas de mujeres enloquecen al verlo pasar y los medios de comunicación lo escoltan por todo lado para conseguir al menos un saludo del hombre más cotizado y codiciado del mundo del balón.

Su rostro aparece en cientos de avisos publicitarios, su nombre está en todos los titulares de prensa y cada uno de sus goles representa cinco mil dólares en apoyo para la Cruz Roja. Como si fuera poco, no pasa un día en que no se hable de su posible traspaso del Manchester United al Real Madrid, por una cifra de 100 millones de euros.

Y eso que todavía no ha demostrado toda su clase. Un par de jugadas de lujo le han bastado para ayudar a su equipo a clasificarse a los cuartos de final de la Eurocopa, pero futbolísticamente todavía está en deuda. Claro que eso no les importa a sus seguidores, que son muchos. Un taco, una gambeta o un remate son suficientes para desatar la euforia y confirmar que en el fútbol actual, en el que todos los equipos están parejos y juegan parecido, quienes arriesgan y tratan de divertir, son reconocidos.

Con la selección portuguesa, Cristiano Ronaldo ha jugado 57 partidos y ha marcado 21 goles, cifra excelente para un muchacho de su edad. Él nació en Madeira y se formó como futbolista en las divisiones menores del Sporting de Lisboa. A los 18 años fue comprado por el Manchester, club con el que ha ganado dos Premier Leagues, dos copas de la FA y la pasada Liga de Campeones de Europa.