“A mí me dan mesada”

<p>Iván Mejía, el comentarista de fútbol más importante del país, habla de sus 40 años de carrera, su pasión por el golf, su familia y su adhesión al To-con-re.</p><p>&nbsp;</p>

¿Qué opina del trabajo de Jorge Luis Pinto en la selección?

Ahí va. Con sus virtudes y defectos, como todo ser humano. Es gran trabajador y un gran tipo al que le deseo suerte. Por lo menos Pinto no está untado de tanta suciedad como otros.

¿Quién ha sido el mejor futbolista de todos los tiempos?

Pelé en su época, luego Maradona, ahora el trono está vacío.

¿Y colombiano?

Willington Ortiz. Cada generación tuvo su ídolo:  Maravilla  Gamboa y Valderrama. ¿Han pensado en lo que pudo ser Faustino? Qué despilfarro. Lo tuvo todo para pasar a la posteridad, pero el pipí no lo dejó.

¿Regaña a sus hijos?

Creo tener una magnífica relación con ellos. Ya son mayorcitos, tienen cultura y cuna, sus padres les hemos dado afortunadamente lo hemos podido hacer la educación y los derroteros morales, los parámetros.

¿Quién manda en su casa?

¡Ah!, eso depende. Si el que manda es el que maneja la plata, manda mi señora María Isabel. A mí me dan mesada. Pero si el que maneja el control del televisor es el que manda, entonces yo tengo el poder.

¿La mejor pelea que ha casado?

Toda pelea, por buena que sea, deja laceraciones. Usted puede darle con el balde a un tipo y ganar, pero algún golpe se lleva.

¿Se arrepiente de algo?

En la vida acertamos y perdemos. No conozco a nadie que tenga todo y desconfío de esos grandes ganadores. Por ejemplo, Jennifer López, bonita, rica, buena cantante, admirada empresaria, pero ya lleva cinco matrimonios. Algún defecto ha de tener. El único que no tiene defecticos, según el lambonazo de José 0bdulio, es nuestro mesías, el de El Ubérrimo.

¿Qué errores graves reconoce?

Soy malgeniado para algunos, perfeccionista para otros. Rencoroso y poco afecto a admitir que me he equivocado en algunas cosas.

¿Usted es prepotente?

Para algunas personas soy lo peor, para otras lo mejor. Ni tanto ni tan poco, sólo soy un tipo profesional, trabajador, que lleva 40 años haciendo periodismo y que tiene una altísima sintonía. Mire las columnas de opinión y encontrará los que me bendicen y los que, escudados en el anonimato, amenazan y difaman.

¿Se le mediría a dirigir un equipo?

Jamás he tenido veleidades de técnico. Eso se lo dejo a Carlos Antonio Vélez.

Usted parece terco y ya tiene dos fotos…

Condiciones básicas para ser entrenador, pero paso. A esta edad lo único que deseo es un nieto para enseñarle a jugar golfito y a comer mango verde.

¿Y si es nieta?

Igual le enseño a pegarle a la pelotica y a comer mangos.


¿Qué mañas tiene?

¡Uf!, muchísimas. Tengo 58 años y es normal adquirir una maña nueva por año. Imagínese.

¿Cuáles son sus virtudes?

Paso. Hablar bien de uno mismo no tiene sentido.

¿Y los defectos?

No deben ser tantos como dicen mis enemigos ni tan pocos como afirman mis amigos.

¿Hasta cuándo dando lora?

En mi vida creo que estoy ‘potteando’ en el hoyo 16. Y en mi trabajo profesional estoy jugando el tercer tiro en el par cinco del 18.

¿Qué opina de Hernán Peláez?

El Rey Midas de la radio. Lo que toca lo convierte en oro y en éxito. Soy muy feliz compartiendo micrófono y respetos con él.

¿Carlos Antonio Vélez?

Es un magnífico padre y esposo. Mantengo diferencias con él en temas futbolísticos, pero trabajé a su lado y encontré un tipo superprofesional y documentado. No es propiamente otro disc-jockey convertido en comentarista. Y como todos los humanos, tiene virtudes y defectos, como usted o como yo.

¿Qué significa el golf en su vida?

Es mi pasión. La pelota grande me da para vivir. La pelotica me da la alegría y la diversión.

¿Un estadio?

Dos: el Camp Nou, de Barcelona, y el San Siro, de Milán.

¿Un sitio para volver?

Hoy, mañana y siempre, Barcelona.

Vamos a la política, ¿qué opina de Francisco Santos?

¡Ah! Pachito es un tipo charrísimo. Pero, ¿puede ser vicepresidente del país un tipo al que todos llaman Pachito?

¿Y de Álvaro Uribe?

‘Mi diosito lindo’, eso dicen sus adeptos y adictos. Cada día tiene más tufillo a dictador.

¿Entonces está en contra de la reelección?

No voté por él la primera vez. Menos la segunda. La tercera me parece gravísima para el país y lesiva para la democracia. Le reconozco cosas buenas a Uribe, pero también le encuentro gravísimos defectos como gobernante y como ser humano.

¿Las mujeres en el periodismo deportivo?

Sí, me gustan, me parece que en la pantalla chica una cara bonita leyendo noticieros es muy atractivo. En El Espectador escribe Olguita Barona y lo hace muy bien. Lo que no me gusta son las mujeres en los vestuarios.

últimas noticias