Millos se trajo un ‘Óscar’

Córdoba, con nominaciones internacionales de sobra, vuelve a ser azul por una razón en especial: “El ánimo de revancha de devolverle al fútbol colombiano un triunfador”.

Estadio Morumbí de Sao Paulo; Palmeiras y Boca definen el título de la Copa Libertadores 2000 desde el punto blanco y el visitante se impone 4-2 gracias a dos atajadas de Óscar Córdoba. Estadio Olímpico Nacional de Tokio; los xeneizes después de conquistar América, hacen lo propio con el mundo, al superar 2-1 en diciembre de ese mismo año al Real Madrid, en la Copa Intercontinental y el Uno sale avante frente a Raúl, Figo, Morientes y compañía. Estadio El Campín de Bogotá; la selección de Colombia vence 1-0 a México en la final de la Copa América 2001, cumple campaña perfecta con seis partidos ganados y además su arco, custodiado por el meta caleño, termina invicto.

Estas escenas resultan suficientes para definirlo como un arquero de película, cuyo fin parecía advertirse por su cercanía a los 40 años de edad. Pero el The End ni lo vislumbra el Uno que vuelve a vestirse de azul y blanco porque le atrajo el guión que le presentó el director Quintabani, el cual, así no tenga nada de original, lleva el nombre de ‘La Revancha’.

¿Por qué le dio el sí a Millonarios?

Me presentaron un buen proyecto, hablé con el técnico y me hizo saber de su interés, sé del esfuerzo que hizo la institución por vincular al ‘profe’ Quintabani, también con la contratación de algunos refuerzos y eso me motivó, pero sobre todo el ánimo de revancha que tengo por devolverle al fútbol colombiano un Óscar Córdoba triunfador y con buenas presentaciones.

¿Las ofertas del exterior no fueron lo suficientemente tentadoras?

Lo que pasa es que la gente de Millonarios se acercó con algo concreto, mientras lo que se manejó afuera tenía ciertos condicionamientos, como el cupo de extranjero por ejemplo, así que lo de acá fue más serio y por eso me decidí.

¿Lo de Boca fue real o apenas un rumor?

Rumores, sólo rumores, en ningún momento me ofrecieron nada.


¿Le dolió irse así del Cali?

Sí, porque venía con la ilusión de hacer cosas buenas y de ganar, pero lamentablemente no se pudo.

Más allá de 16 años de experiencia, ¿qué le ofrece de nuevo al arco albiazul?

Ganas, eso es lo que siempre puedo ofrecer, porque en definitivo es lo único, ganas de ganar y brindar espectáculo.

¿Millonarios se está armando para pelear el título?

Se ha hecho un gran esfuerzo para armar un plantel competitivo que pelee los primeros lugares y la intención es regalarle a la afición un buen equipo, que gane, guste y obtenga objetivos.

¿Qué recuerda de su primera etapa vestido de azul?

Soy de las personas que no miro atrás porque prefiero disfrutar el presente y pensar siempre en grandes objetivos de cara al futuro, así que el pasado, pasado está.

¿Le molesta que le recuerden el 7-3?

Eso hace parte de mi madurez como futbolista, porque fue una experiencia más de las muchas que he vivido y así como al otro día me levanté para darme cuenta que no era el peor arquero del mundo, también me ayudó para crecer y posteriormente llegar a Boca, donde logré muchos títulos, pero como tal, fue una etapa más y listo.

¿Hay Óscar Córdoba para rato?

Para dos años fácilmente.

¿Ambos en Millonarios?

Inicialmente firmé por un año, aunque con la opción de ampliar.

En Cifras

6 arcos ha defendido en Colombia: los de Nacional, Cali, Quindío, Millonarios,  Caldas y América.

77 partidos acumuló Córdoba con la selección absoluta de Colombia. Su último juego fue el amistoso contra  Alemania (3-0, junio 2 de 2006 en M/Gladbach).

Temas relacionados