Rafa, camino a la leyenda

Con apenas 22 años, el español ha ganado más títulos que la mayoría de las grandes figuras de ese deporte a su edad. El único que lo supera es el sueco Bjorn Borg.

Los deportistas de élite son admirados e idolatrados, pero muchas veces también incomprendidos. Entre más ganan, más se les exige. Por eso hasta el domingo pasado  mucha gente aún dudaba del verdadero potencial del tenista español Rafael Nadal, a quien no le había bastado con levantar cuatro trofeos consecutivos en Roland Garros y haber ganado 28 torneos como profesional para ser considerado un jugador sensacional.

Pero ahora, en su condición de nuevo campeón de Wimbledon, por fin ha logrado el reconocimiento general, y con apenas 22 años, recién cumplidos, tiene un palmarés que sólo puede compararse con los grandes tenistas de la historia.

Pero la pregunta obligada es: ¿dónde está su límite? El español iguala o supera en títulos individuales y colectivos todo lo conseguido por las leyendas de este deporte a su edad.

El primer ejemplo es su víctima del domingo en ‘La Catedral del Tenis’, el suizo Roger Federer, quien está a dos títulos de igualar el récord de 14 torneos de Grand Slam conseguidos por el estadounidense Pete Sampras. El suizo había ganado nueve títulos y sólo uno grande, Wimbledon, a los 22 años.

Nadal, sin embargo, acumula cinco grandes entre sus 29 títulos. Esas cifras, unidas a la Copa Davis que consiguió con España en 2004, lo sitúan, a su edad, por delante de tenistas como Sampras, el sueco Mats Wilander, el alemán Boris Becker o el estadounidense John McEnroe. Sólo el sueco Bjorn Borg, el tirano de hielo, logró éxitos similares con 22 años, pues llevaba 35 torneos ganados (cinco grandes) y una Copa Davis.

El domingo, además,  Nadal se convirtió en el primer tenista en imponerse en Roland Garros y Wimbledon en el mismo año, desde que lo hizo el genio sueco en tres temporadas consecutivas, de 1978 a 1980. Antes de ellos, el único que lo logró fue el australiano Rod Laver.

Los grandes jugadores de la historia reciente del tenis también esperaban que Nadal ganara Wimbledon para considerarlo  definitivamente como uno de los suyos, pero realmente no creían que lo pudiera hacer este año.

La Asociación de Tenistas Profesionales, ATP, organizó una encuesta entre jugadores míticos antes de la final. Votaron Goran Ivanisevic, Pete Sampras, Richard Krajicek, Michael Stich, Stefan Edberg, Boris Becker, Pat Cash, John McEnroe, Bjorn Borg, Jan Kodes, Stan Smith, John Newcombe, Rod Laver, Tony Trabert y Jack Kramer, es decir, más de 30 títulos de Wimbledon juntos, para decidir un favorito.

Nueve de los quince ex campeones eligieron a Federer como su candidato a la victoria final. Uno se abstuvo. Y, en consecuencia, sólo cinco confiaron en que Nadal lograría abrirse paso hacia la leyenda.

Pero a ellos y a millones de fanáticos en el mundo, Rafa los sorprendió. En la cancha más tradicional y legendaria del tenis mundial, el español demostró que no sólo está hecho de un físico privilegiado y una mentalidad ganadora jamás vista en el circuito, sino que también ha aprendido a adaptar su técnica, sus golpes y sus estrategias a todas las superficies.

Uno de los más entusiastas seguidores de Nadal es Manolo Santana, el único español que había ganado Wimbledon, en 1966. “Estoy como loco”, confesó el ex jugador en el palco de honor del estadio londinense. “No me quería ir sin que ganara aquí un compatriota. Rafa se merecía ganar. Yo soy un poco el pionero de todo. Gané Roland Garros y luego lo hicieron otros. Gané el Abierto de Estados Unidos, y diez años después lo hizo Orantes. Gané aquí y, desgraciadamente, lo que en otros sitios se hizo en unos pocos años, aquí se logró después de 42. Lo normal es que un jugadorazo como Rafa haya ganado”.

Santana dejó el domingo de ser el jugador más laureado del tenis español. Nadie ha ganado más títulos grandes en España que Nadal (5). Y, aún así, su éxito no se puede entender sin la figura de Santana, que derribó barreras y popularizó este deporte en una España todavía en blanco y negro.

A los dos campeones no los une sólo el tenis. También su afición por el Real Madrid y el reconocimiento mutuo. “Rafa va a ser un estandarte para la juventud como lo fui yo”, reflexiona el campeón, que ya ha cumplido los 70 años. “Todos los chicos van a pensar que si él lo ha logrado, ellos también lo pueden hacer”.

Pero los elogios para el español no provienen solamente de sus compatriotas. John McEnroe, uno de los mejores y más carismáticos tenistas de todos los tiempos, señaló que el duelo entre Nadal y Federer “fue el mejor partido de la historia”, un calificativo que, viniendo de él que jugó tantos buenos compromisos, es en verdad un enorme halago.

El tricampeón en Londres en la década del 80, quien no es muy dado a reconocer en exceso las virtudes de sus colegas tenistas, admitió que “Rafael es un jugador para el que los límites parecen no existir. Su victoria es más importante aún teniendo en cuenta que fue ante el que podría convertirse en el más ganador de la historia”.

“Gane el domingo, pero Roger sigue siendo el mejor del mundo”, admitió Nadal, quien sin embargo ya le anunció al suizo que no descansará hasta quitarle su reinado. Apenas tiene 22 años y tiempo de sobra para lograrlo.


Se acerca al número 1

El épico triunfo de Rafael Nadal sobre Roger Federer tras cuatro horas y 48 minutos de juego, en la final de Wimbledon, le permitió al español reducir significativamente la diferencia que le separa del suizo en la cima del escalafón de la ATP.

Federer se ha mantenido como número uno del mundo durante 232 semanas consecutivas, y Nadal ha permanecido detrás de él 155 semanas en fila.

Pero el margen de ventaja de Federer se redujo. La brecha era de 1.145 puntos antes del Grand Slam en césped, pero ahora es de 545 (6.900 contra 5.755) de acuerdo con el escalafón difundido el lunes.

En Cifras

302

partidos ha ganado Nadal desde que se convirtió en profesional, en el 2001.

28

es el número de títulos que ha conquistado el español, cinco de Grand Slam.

17’987.823

dólares ha recibido por conceptos de premios en ocho años de carrera. Por la victoria del domingo en Wimbledon se echó al bolsillo 947.584 euros.

65

triunfos seguidos sobre césped, 40 de ellos en ‘La Catedral del Tenis’, llevaba el suizo Roger Federer.

Con apenas 22 años ya lleva cinco grandes

El primero.  En 2005, a los 18 años de edad, Rafael Nadal ganó el Abierto de Francia Roland Garros.

Repitió corona en 2006. Ese año ganó cuatro títulos más y se consolidó en el segundo lugar de la ATP.

En 2007 se impuso por tercera vez en París. En esa temporada ganó 81 partidos consecutivos en canchas de polvo de ladrillo.

Cuatro en serie. Hace apenas un mes arrolló en la final del Roland Garros al suizo Roger Federer.

Su gran sueño.  Después de haber perdido dos finales consecutivas en Wimbledon, el domingo pasado logró la victoria.

El español más ganador en la historia

Rafael Nadal se convirtió el domingo pasado en el único tenista en la historia del tenis español, hombre o mujer, en lograr cinco victorias individuales en torneos del Grand Slam, tras superar al suizo Roger Federer en la final de Wimbledon.

Antes de imponerse al número uno del mundo, en un histórico partido que duro cuatro horas y 48 minutos (6-4, 6-4, 6-7 (5) , 6-7 (8) y 9-7), el mallorquín encadenó cuatro títulos consecutivos en el Roland Garros de Francia (2005, 2006, 2007 y 2008).

Arantxa Sánchez Vicario logró proclamarse campeona en París en 1989, 1994, 1998 y en el Abierto de Australia en 1994.

Manolo Santana (en la foto) también ganó cuatro grandes, los Roland Garros de 1961 y 1964; Wimbledon en 1966 y el Abierto de Estados Unidos en 1965.

Sergi Bruguera consiguió dos títulos de Roland Garros en 1993 y 1994.

Temas relacionados