Ricco subió al mejor estilo de Pantani

Los colombianos Cárdenas yDuque volvieron a perder tiempo.

Con una tremenda demostración de poderío y explosión en la alta montaña, el italiano Riccardo Ricco se impuso el domingo en la novena etapa del Tour de Francia, mientras que el luxemburgués Kim Kirchen retuvo la camiseta amarilla del líder después de que la carrera entró definitivamente en los montes Pirineos.

Al mejor estilo de su compatriota Marco Pantani, figura en las fracciones de ascenso del Tour hace una década, Ricco consiguió su segundo triunfo este año, pues el jueves también había pasado primero por la meta.

El corredor, de apenas 24 años e integrante del equipo Saunier Duval, atacó y se despegó del pelotón principal en el ascenso final cuando quedaban 30 kilómetros para la llegada en Bagneres-de-Bigorre.

Poco a poco fue superando a algunos ciclistas que iban escapados hasta que antes de coronar la cumbre ya estaba puntero. “Fue totalmente improvisado”, dijo el italiano antes de subir al podio. “Me sentí bien y decidí probar fuerzas. Por fortuna me alcanzaron para llegar primero a la meta. En verdad estuve bastante rápido hoy”, agregó.

Ricco, quien también ganó dos fracciones en el Giro de Italia, es uno de los candidatos a lograr otro triunfo parcial esta semana, cuando el Tour entra en la alta montaña.

“Digamos que éste es realmente mi terreno, mi dominio”, señaló el italiano, quien le sacó una ventaja de un minuto y cuatro segundos al ruso Vladimir Efimkin, quien entró en segundo lugar. El francés Cyril Dessel encabezó el lote principal, a 1:17 del ganador.

Los colombianos Félix Cárdenas y Leonardo Duque sucumbieron en el ascenso final y nuevamente perdieron tiempo frente al líder Kim Kirchen, quien dijo sentirse feliz de haberle mantenido el paso a sus principales rivales y de retener la camiseta amarilla por cuarto día consecutivo.

En la general le lleva seis segundos de ventaja al australiano Cadel Evans, quien se encuentra en segundo lugar general y el domingo sufrió una fuerte caída mientras descendía del primer puerto montañoso.

La décima etapa se disputará este lunes, también en los Pirineos, con un recorrido de 156 kilómetros desde Pau hasta el centro de esquí Hautacam. Esta fracción incluye dos ascensos extremadamente difíciles que podrían comenzar a decantar el grupo de favoritos a llegar vestidos de amarillo a la jornada final, el próximo 27 de julio en París.

Temas relacionados