Roger Federer ni se despeinó

El campeón de Wimbledon fue contundente ante el número uno. También ganó Nadal.

El número uno del mundo, el suizo Roger Federer, se mantiene intacto en sus aspiraciones de defender la corona del Wimbledon, que ha ganado en los últimos cinco años, al derrotar ayer con autoridad al australiano Lleyton Hewitt, en tres sets con parciales de 7-6 (7) , 6-2 y 6-4, en 1 hora y 49 minutos.

Federer volvió a exhibir un saque demoledor que le reportó 21 servicios directos frente a los ocho del tenista de Adelaida, quien no pudo aprovechar ninguna de las ocho ocasiones de romper el saque de las que dispuso a lo largo del partido.

El defensor al título, por su parte, concedió que ayer se había sentido muy cómodo con su servicio. “Es importante ante Hewitt, porque él siempre es un rival peligroso, pero creo que la clave fue haber jugado bien durante el tie-break. Ha sido desafortunado para él, pero yo estoy contentísimo”, señaló el primer favorito.

El pentacampeón de Wimbledon, quien al contrario que su oponente rompió el servicio a Hewitt en las tres ocasiones en las que tuvo opción, y que curiosamente cometió muchos más errores no forzados que su adversario —22, frente a los 13 del australiano—, se medirá en cuartos de final al croata Mario Ancic, quien ayer se deshizo del español Fernando Verdasco por 3-6, 4-6, 6-3, 6-4 y 13-11.

Paso triunfal

El español Rafael Nadal, quien el año pasado fue finalista de Wimbledon y cayó justamente ante Federer, también mantiene su paso victorioso en el tercer Grand Slam del año, tras apabullar al ruso Mikhail Youzhny en tres sets seguidos 6-3, 6-3 y 6-1.

Nadal, quien aseguró estar muy feliz con el triunfo de la selección de España en la Eurocopa, concluyó el pulso con el tenista ruso satisfecho con su victoria y recordó que Youzhny “siempre es un oponente muy difícil. Ahora estoy contento con cómo he jugado y por estar en cuartos”. El español, sin embargo, tuvo molestias en su rodilla durante el partido. “Desconozco el origen del dolor. Voy a comprobarlo porque siento algo detrás de la rodilla. Lo miraré por precaución, pero creo que estoy bien”.

Las hermanas fantásticas

Venus, la mayor, y Serena Williams, la menor de las polémicas hermanas del tenis, se han mostrado fuertes y contundentes en el torneo y ya están clasificadas a los cuartos de final.

Serena le ganó sin mayor dificultad a su compatriota Bethanie Mattek por un doble 6-3, en un partidos que apenas duró hora y nueve minutos, mientras Venus, campeona vigente, doblegó a la rusa Alisa Kleybanova 6-3 y 6-4.