Se habla en español

La influencia foránea en la Liga Profesional de Fútbol de Estados Unidos es notoria y los jugadores colombianos siguen siendo apetecidos en ese mercado.

El simple, por no decir desabrido, grito de “goal” que se empezó a escuchar en los diferentes estadios estadounidenses desde 1996, ha venido sufriendo un notable cambio porque cada vez son más las gargantas que se unen para vociferarlo y con un marcado acento latino.

Al ser Estados Unidos un país de inmigrantes, entre ellos ingleses, irlandeses, italianos y sobre todo latinoamericanos, su Liga Profesional de Fútbol ha procurado desde un comienzo, contar con jugadores de Centro y Suramérica para convocar y crear afición. Intentos no han faltado, pero 2008 parece definitivo en ese objetivo, gracias a los 53 futbolistas nacidos en dichas regiones que desde hace dos semanas disputan la duodécima temporada.

De ellos, ocho son colombianos, lo que convierte a la legión tricolor en la tercera de mayor presencia en la Major League Soccer, detrás de la argentina (con 18) y la brasileña (10). Y es que así como el dólar en el último tiempo, el mercado estadounidense para los nuestros ha sido de altas y bajas, aunque con vínculo ininterrumpido.

Un total de 23 han recibido el visado y actualmente la demanda va en aumento, porque de cuatro representantes en 2007: Juan Pablo Ángel (Nueva York), Juan Carlos Toja (Dallas), Diego Gutiérrez y Wilman Conde (Chicago), la cifra se duplicó para este año con la llegada de Gonzalo Martínez (DC United), Jámison Olave (Real Salt Lake), Iván Trujillo (Kansas) y Óscar Echeverry (Nueva York).

Además, la liga ya no sólo está fijándose en futbolistas colombianos. Juan Carlos Osorio, desde julio del año pasado, se convirtió en el primer técnico nacional en dirigir profesionalmente en Estados Unidos, cuando aceptó la propuesta del Chicago Fire y cuatro meses le resultaron suficientes para mostrar credenciales. Tantas, que Nueva York lo eligió esta temporada como reemplazo de Bruce Arena, ex seleccionador del país norteamericano.

“Me correspondió ser el primero en la MLS, pero perfectamente hubiese podido ser otro entrenador. En mi opinión, hay muchos técnicos colombianos con las suficientes capacidades para mostrarlas acá y ojalá mi trabajo permita la llegada de muchos compatriotas más”, le dijo a El Espectador el ex Millonarios, quien ya había trabajado con la franquicia neoyorquina en la temporada 2000, como asistente del ecuatoriano Octavio Zambrano.


Siete años después, encontró “un equipo muy diferente. En aquel entonces estaban jugadores como Lothar Matthäus, Tab Ramos, Adolfo Valencia, Álex Comas y Pedro Álvarez, entre otros, mientras que ahora hay un equipo de pronto mejor balanceado y con una influencia del fútbol nativo, correspondiendo a una de las premisas de la MLS, que es la de promover al jugador estadounidense, proveniente de las universidades por ejemplo”.

“Es otro equipo, pero con la misma responsabilidad, ya que en 12 años, lo único que se ha conseguido es el título de la Conferencia Este en el año en que estuve”, agregó Osorio, quien al dirigirlo ahora en propiedad, sabe que asumió “el reto más grande del fútbol estadounidense y como tal es muy especial en lo personal”.

No obstante, como en todo comienzo, nada es fácil... “Apenas pudimos concretar un jugador, Óscar Echeverry, ya que las restricciones bajo las que trabaja la Liga, hacen muy difícil la transferencia de jugadores. El salario máximo de 2’200.000 dólares ya estaba copado y con contratos muy extensos, por lo que tendré que ir renovando de a poco el plantel, que no pude fortalecer como hubiese querido. Para bien o para mal, la Liga es la que contrata”.

El apoyo del ‘Tren’

A la distancia, Adolfo Valencia está convencido de que Osorio triunfará en Nueva York porque compartió con él en la Gran Manzana entre los años 2000 y 2001, en la que fue para el de Buenaventura una experiencia única en lo deportivo, pero también a manera personal. “En el primer año estuvimos cerca del título, pero al final no se pudo y al siguiente vivimos de cerca todo lo que fue la tragedia de las Torres Gemelas, entonces eso lo marca a uno para siempre”, recordó el ex futbolista.

El Tren ya lo vivió, pero en el caso de Iván Trujillo, apenas empieza el sueño americano con el Kansas City. “Antes de venir, tenía claro que los jugadores colombianos en esta Liga están triunfando y me propuse hacer lo mismo”, dijo el delantero, que ha conseguido un gol en tres salidas.

Tal vez no sea la única celebración del atacante quien, junto al nuevo desafío profesional de Gonzalo Martínez y Óscar Echeverry, las ilusiones renovadas de Osorio, el compromiso de Toja, Conde y Ángel de igualar o mejorar lo hecho la temporada pasada y la expectativa generada por los nuevos talentos incorporados, como Gallardo o El Piojo López, esperan darle a la MLS ese toque distinto que no cualquiera tiene. Sabor latino que llaman.

Made in USA

Los primeros colombianos en lograr su visado para la MLS, en 1996, fueron Leonel Álvarez (Dallas Burn), Diego Gutiérrez (Kansas City), Ántony de Ávila, Rubén Darío Hernández (MetroStars) y Carlos Valderrama (Tampa Bay).

Diego Serna es el que más camisetas vistió en la MLS, cinco en total: Miami Fusion, MetroStars, New England, Galaxy y Colorado Rapids.

Otro Diego, Gutiérrez, es el colombiano de mayor número de minutos de juego en la liga estadounidense (20.769).

El de menos presencia fue el delantero Julián Gómez, quien en 2000 estuvo con MetroStars. Apenas jugó 33 minutos.

La franquicia de Nueva York es la que más nuestros ha tenido en sus filas, primero como MetroStars y desde la temporada


anterior con el nombre de Red Bulls: Ántony de Ávila (96, 97), Rubén Darío Hernández (96), Arley Palacios (98), Henry Zambrano (99), Adolfo Valencia (2000-01), Álex Comas (2000-01), Julián Gómez (2000), Pedro Álvarez (2001), Diego Serna (2002), Sergio Galván Rey (2004 y 2005), Juan Pablo Ángel (2007-08-), Óscar Echeverry (2008-) y Juan Carlos Osorio (2008).

De las 12 temporadas disputadas hasta el momento, las de mayor presencia colombiana han sido las de 2000 y 2001, con 10 jugadores tricolores en cada una.

Nuestros ‘gringos’

Listado de los futbolistas colombianos que han militado en la MLS durante sus 12 temporadas:

Carlos Valderrama: Tampa Bay (1996-97-99-2000-01), Miami Fusion (1998) y Colorado Rapids (2001-02)

Leonel Álvarez: Dallas Burn (1996-97-98), New England (1999-00-01)

Diego Gutiérrez: Kansas City (1996-02-03-04-05), Chicago (1998-99-00-01-06-07-08)

Antony de Ávila: MetroStars (1996-97)

Rubén Darío Hernández: MetroStars (1996)

Carlos Llamosa: DC United (1997-98-99-00), Miami (2001), New England (2002-03), Chivas (2006)

Arley Palacios: MetroStars (1998), Miami (1999)

Óscar Pareja: Dallas (1998-99-00-01-02-03-04-05)

Henry Zambrano: MetroStars (1999), DC United (2002)

Diego Serna: Miami (1999-00-01), MetroStars (2002), Los Ángeles (2003), Colorado (2005)

Adolfo Valencia: MetroStars (2000-01)

Álex Comas: MetroStars (2000-01)

Julián Gómez: MetroStars (2000)

John W. Pérez: Columbus (2000-01-02)

Pedro Álvarez: MetroStars (2001)

Sergio Galván Rey: MetroStars (2004-05)

Juan Carlos Toja: Dallas (2007-08-)

Juan Pablo Ángel: Red Bulls (2007-08-)

Wilman Conde: Chicago Fire (2007-08-)

Gonzalo Martínez: DC United (2008-)

Iván Trujillo: Kansas City (2008-)

Jámison Olave: Real Salt Lake (2008-)

Óscar Echeverry: Red Bulls (2008-)

Jugador franquicia

Un factor fundamental para que la liga estadounidense continuara en su proceso progresista fue la norma del ‘Jugador franquicia’, implementada desde la temporada anterior. Ésta permitió que los equipos contrataran máximo dos jugadores con sueldos superiores al tope salarial, con un máximo de 400 mil dólares por año, aunque en algunos casos esa cifra es superior. Con esa libertad de acción en sus finanzas, los clubes pudieron contratar a jugadores de clase mundial como David Beckham (LA Galaxy), Juan Pablo Ángel (New York Red Bulls), Guillermo Barros Schelotto (Columbus Crew), Denilson (FC Dallas) y Cuauhtémoc Blanco (Chicago Fire).

Temas relacionados